Siete partidos

Por  12:49 h.

Son siete partidos sin ganar, siete partidos de angustia creciente y de indignación progresiva. Siete partidos ha jugado el Betis desde su última victoria y ya toca conseguir otra que haga la tranquilidad que el beticismo ansía para dar por finalizada una temporada mediocre y decepcionante.

Los equipos que están por debajo son muy malos y no han podido aprovechar los tropiezos de los béticos. Menos mal. Pero hoy hay, por ejemplo, un Levante-Nástic, y eso recuerda que por mucho que fallen, los demás también juegan. Y a lo mejor un día ganan. El Betis ha parecido en estos ds últimos meses un alma en pena por la Liga y da la sensación que la energía que inoculó Luis Fernández al llegar se ha ido dirigiendo por parte del entrenador desde el equipo hasta otros objetivos, de modo que la reacción que protagonizó su equipo en enero y febrero diluyendo. Es como si a este Betis se Luis Fernández se le hubiera ido el gas como a una lata de refresco. Pero hay que ganar algún partido aunque sea por decencia, que a lo mejor con unos empatitos basta, pero por dignidad, por compromiso y por responsabilidad habría que vence alguna vez.
Hoy sería un buen día. Superar al Getafe sería oportuno y conveniente por muchas razones que ustedes conocen. Y a partir de ahí, a pensar en el año que viene para que sea diferente. Porque hay muchas cosas que cambiar para no andar rezando para que el Betis le gane por la mínima y como sea a un Getafe a seis jornadas del final de la Liga.

Redacción

Redacción