Chuli
Chuli

Adán y Chuli

"El gesto de Chuli ante el Almería puede pesar más que el fallo de un penalti clave en una eliminatoria europea frente al eterno rival"
Por  14:46 h.

Antonio Adán y Chuli son hoy día dos ejemplos opuestos en el Betis. El portero Adán se ha ganado el cariño y el respeto de la afición bética por su sacrificado trabajo diario bajo los palos y por sus actuaciones. Aunque ha tenido fallos, pero en el momento actual cabe recordar que ha tenido muchos más aciertos que errores desde que llegara hace ya casi un año. Sin ir más lejos, Adán salvó al Betis ante el Mallorca de un empate a última hora que habría sabido muy poco a la parroquia verdiblanca después de celebrar el tanto de Rennella como si se tratara del más importante de toda la temporada por lo que suponía. Adán va ganando en confianza y eso el equipo, y sobre todo sus compañeros de la defensa, lo van notando con el paso de los partidos.

En el lado contrario está Chuli. Pese a no haber destacado con la elástica verdiblanca en el año y medio que la lleva vistiendo, el bético recordaba al delantero onubense como aquel jugador que marcó la pasada temporada en Guimaraes el gol que clasificaba al Betis para los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League, tras aquella victoria por 0-1 en tierras portuguesas. Este año, venía contando con minutos y oportunidades por delante incluso de Jorge Molina. Pero en el partido de la Copa del Rey frente al Almería quedó retratado. Fue titular y Merino decidió sustituirlo antes del minuto diez de la segunda parte después de que no le aportara absolutamente nada al equipo. Mientras se marchaba del terreno de juego, los asistentes al Villamarín, unos cuatro mil espectadores, despidieron a Chuli con una sonora pitada, pero al delantero no se le ocurrió otra cosa que echarse una mano a sus ‘partes’ para ‘acomodárselas’, como hiciera el exmadridista Di María en un partido en el Bernabéu la pasada campaña. Chuli, que ya estuvo muy cerca en el mercado de verano de marcharse cedido, lo va a tener complicado para volver a sumar minutos, al menos en partidos que se disputen en el Villamarín. Ese gesto, para la gente, puede pesar incluso más que el fallo de un penalti clave ante el eterno rival en una eliminatoria europea. O más que el gol que el propio Chuli marcó en Portugal.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
El clásico lo gana Messi y lo pierde Zidane. Uno lo hizo todo bien y el otro todo horriblemente mal... - 6 horas ago