Imagen de las protestas finales de la afición bética en Los Cármenes de Granada (Foto: EFE)
Imagen de las protestas finales de la afición bética en Los Cármenes de Granada (Foto: EFE)

Castigo

Castigo fue el que sufrieron los más de mil béticos que se hicieron muchos kilómetros para alentar a su equipo y que se volvieron con otro ridículo en contra
Por  11:53 h.

Se tomó como castigo que Víctor Sánchez del Amo obligara a los jugadores a quedarse varios minutos sobre el césped enfrente de la zona donde estuvieron ubicados los aficionados del Betis en Los Cármenes, tras el encuentro perpetrado por el primer equipo verdiblanco ante el Granada, el penúltimo clasificado. Después, cuando el entrenador hizo público el cambio en el plan de trabajo respecto a este fin de semana para comenzar a preparar el derbi del próximo sábado ante el Sevilla, también se habló de castigo hacia los jugadores. Pero nada de eso fue mayor que el castigo que sufrió la siempre fiel infantería bética que se desplazó a Granada. Vergonzoso. Lamentable. Inconcebible. Y todos los calificativos que queramos ponerle a lo ocurrido ayer sobre el césped del estadio granadino. El Betis se arrastró en el campo, fue superado en todo momento por el penúltimo y casi desahuciado equipo de Lucas Alcaraz, que llegaba al partido tras encajar un 4-0 en Eibar el lunes. No es de recibo que más de mil béticos que se hicieron muchos kilómetros en el día de ida y vuelta a Granada tuvieran que aguantar lo que hizo su equipo ayer, a los que hay que sumar los que se postraron ante la televisión esperando que su equipo les diera un buen fin de semana previo a lo que viene el próximo.

Volvió a demostrarse en Granada que la afición del Betis está a años luz por encima del vestuario y ahí meto a jugadores y técnicos. Pero no los de ahora, sino los de los últimos once años. Y parece que nada cambia en el club heliopolitano. Lo ocurrido en tierras nazaríes ha dilapidado lo bueno -en juego, porque en resultados no se estaba traduciendo- que la tropa de Víctor venía haciendo en encuentros ante rivales de un nivel muy superior, como el Atlético o el Barcelona, y también ante un igual pero con calidad, como es el Valencia. Y todo ello en la antesala de la semana del derbi, que se hará muy larga para jugadores, técnicos y directivos que habitan en la planta noble del Benito Villamarín. Ni la excusa de la proximidad del derbi puede servir al equipo. Que no, que el Betis tenía que haber ganado ayer y demostrar que a día de hoy está por encima de un Granada moribundo en la categoría.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
Y después de una larga y dura jornada laboral...Sevilla! @ Plaza del Triunfo https://t.co/z4oY6m8MXF - 1 hora ago