Miguel Torrecilla
Miguel Torrecilla

Decepción Torrecilla

Sin dudar de su capacidad como director deportivo, no ha estado a la altura en la primera gran crisis de su proyecto
Por  18:50 h.

Vaya por delante que no dudo de que Miguel Torrecilla sea un buen director deportivo. Su trayectoria en un club como el Celta así lo certifica. Pero no es menos cierto, y déjenme que así opine, que en la primera gran crisis de su proyecto al frente de la parcela deportiva del Real Betis no ha estado a la altura. El aficionado bético tiene la sensación de que la mala racha de juego y resultados que el primer equipo bético ha tenido en el arranque liguero con Gustavo Poyet al frente del grupo ha metido una presión tremenda a todos los estamentos del club, se ha llevado por delante al entrenador uruguayo y muchos señalan también al director deportivo. Porque mientras se oficializó el cambio en el banquillo de Víctor Sánchez del Amo por Poyet han pasado varios días en los que el plan B ha brillado por su ausencia. Incluso el entrenador saliente, ya sentenciado y sabiendo que no iba a seguir, ha encabezado el trabajo del equipo en cuatro de cinco entrenamientos mientras que el club encontraba su sustituto. Días en los que la ruptura entre el vestuario y el técnico era un hecho, con lo que en relación a la preparación del próximo partido ante Las Palmas no han servido más que para que los futbolistas no pierdan su forma.

Reuniones con Luis García Plaza y Gregorio Manzano, negociación con Míchel, sondeo para conocer la situación de Javi Gracia y Manuel Pellegrini…y al final, Víctor. No porque el elegido haya sido finalmente el madrileño, sino por lo que se ha tardado en hacerlo todo oficial. Ahora, el nuevo cuerpo técnico sólo tendrá cuatro días a partir del lunes para intentar cambiarle la cara ya al Betis e inculcar los nuevos métodos de trabajo para el encuentro frente a Las Palmas.

No tener preparado un plan B tras la derrota en Villarreal es lo que le achaco a Miguel Torrecilla. El salmantino confiaba en Poyet, lógico porque él lo trajo. Pero la dinámica en el Betis es descendente desde hace varias jornadas pese al milagro de Pamplona en el último suspiro. ¿O es que alguien en el club esperaba que el Betis respirara tras el encuentro ante el equipo de Escribá? Pues 2-0, otra deplorable imagen y el resto de lo ocurrido ya lo saben todos. Eso sí, aunque me haya decepcionado, por el bien del Betis y de los béticos que la temporada acabe tranquilamente será señal de que el proyecto de Torrecilla, pese al cambio de entrenador en la undécima jornada, habrá funcionado. Tendrá bola extra (además de contrato firmado) para el próximo año.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
Monchi aterriza en Roma para firmar su contrato https://t.co/5pyc0Gegyz #SevillaFC vía @Orgullo_Nervion @OfficialASRoma - 3 horas ago