Torrecilla y Haro flanquean a Víctor (Foto: Efe).
Torrecilla y Haro flanquean a Víctor (Foto: Efe).

El Betis de ahora, sí

Lo deportivo no termina de arrancar y no existe autocrítica, pero bien harían los que tanto critican en no retrotraerse a tiempos que deberían estar olvidados
Por  13:17 h.

En fútbol, el presente es lo que importa. El pasado sólo debe mirarse para aprender de los errores e intentar que en el futuro no vuelvan a repetirse y potenciar los aciertos. Es lo que ocurre hoy día en el Real Betis Balompié, tanto deportiva como institucionalmente. Si hacemos referencia únicamente al balón, que es lo que realmente le importa a muchos aficionados, se han hecho cosas mal, sí. No se acertó en la elección del entrenador que debía liderar un proyecto de presente y futuro y el club perdió tres meses en los que se tenía que comenzar a cimentar el objetivo deportivo de la temporada, que es el de una permanencia tranquila de la mitad de la tabla hacia arriba y comenzar a mirar más de cerca a los puestos europeos. Pero el cambio de técnico se ha hecho a tiempo, faltando aún 27 partidos para finalizar el campeonato. Los primeros cinco choques de Víctor Sánchez del Amo al frente del Betis han demostrado que tampoco era tan difícil hacerlo medianamente bien. El cuadro heliopolitano ha dado la cara ante Las Palmas, un equipo que comenzó bien el campeonato y que juega bastante bien al fútbol, y también ante el Celta y el Athletic, escuadras que disputan este año la Europa League. Siete puntos de nueve posibles en el Villamarín, donde “se estaba poniendo complicado jugar como local”. Víctor ha logrado enganchar a jugadores que estaban en el ostracismo: Ceballos, Donk, el olfato y el acierto de Sanabria. Pero no sólo eso. El madrileño y su equipo de trabajo han conseguido que el Betis vuelva a ser un equipo competitivo, aguerrido, con un sello de identidad y con planes trabajados para afrontar los encuentros. Queda tiempo, sí, y todavía pueden venir rachas negativas, pero obviamente ahora con victorias, una fuerte intensidad y buen juego a ratos, se ve algo de luz al final del túnel.

Soy de los que piensan que lo deportivo y lo institucional en un club de fútbol va de la mano. Aquí también creo que los actuales rectores del Betis se equivocan. Defienden una gestión, bajo el lema “no hay palabras, solo hechos”, en la que se está viendo el crecimiento (la obra del Gol Sur, Betis Televisión, Radio Betis y las secciones) de una entidad anquilosada y perjudicada por la gestión de Lopera, pero que en lo deportivo no se está logrando equiparar a la historia y a la afición del Real Betis Balompié. No existe la autocrítica, clave para mejorar. Obviamente, si no se consiguen resultados deportivos, el modelo de gestión deberá cambiar, porque en un año no se han visto muchas mejoras. Eso sí, para cambiar el modelo de gestión bien harían los que tanto critican, que están en su derecho porque para eso vivimos en un país donde la expresión es libre, en no retrotraerse a tiempos nefastos y que deberían estar ya en el olvido y ni mucho menos desear que el Betis pierda partidos en el campo.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
EN VÍDEO --> El políglota Joaquín https://t.co/BdEua6nt4l #Betis vía @RealBetis @AFDLP - 36 mins ago