Merino, en el momento de ser manteado por los jugadores del Betis (Foto: J.J. Úbeda)
Merino, en el momento de ser manteado por los jugadores del Betis (Foto: J.J. Úbeda)

Gracias, Merino

"Si se asciende, tendrá mucha culpa. Tiene que estar en primera línea de las celebraciones"
Por  19:21 h.

El bético tiene que estar agradecido a Juan Merino. El de La Línea de la Concepción ha cumplimentado una etapa inmaculada al frente del primer equipo del Betis. Es cierto que bajo su mando, el equipo ha caído eliminado en la Copa del Rey frente al Almería, pero la trayectoria en la Liga Adelante ha sido espectacular: en cuatro partidos cuatro victorias, seis goles a favor y ninguno en contra, en una racha que no se veía en el conjunto verdiblanco desde los albores de la temporada 2011-12. Merino ha logrado unir a un vestuario roto en los últimos días de Julio Velázquez al frente y ha conseguido que el equipo compita. Habrán jugado mejor o peor, en algunos partidos habrá colocado mejor o peor a sus jugadores, pero el caso es que ha hecho que un equipo que parecía pasaba de todo y no se enteraba de la historia, se centrase en solventar una situación muy complicada en la temporada.

Fruto de ese trabajo de mentalización con los jugadores y de hacerles ver que solo con el escudo, el estadio y la afición no se ganan partidos, la realidad es que Merino cogió al equipo con ocho puntos de desventaja con el ascenso directo y lo ha dejado en tercera posición, a tres puntos de los equipos que lideran la tabla en Segunda, Las Palmas y Sporting de Gijón. Mel debe terminar la faena, pero lo que todos deben tener claro que si el Betis acaba ascendiendo allá por el mes de junio, Merino tendrá mucha culpa de ello y tiene que estar en primera línea de las celebraciones. Se hizo acreedor de una oportunidad para continuar dirigiendo al equipo hasta el final de la temporada

Además, Merino también ha devuelto la ilusión a la siempre sufrida afición del Betis. Muy divididos y con críticas exacerbadas hacia todo directivo que se movía por la planta noble del Villamarín -incluso hacia el mito Rafael Gordillo-, la afición acogió de buen grado la decisión de que Merino, uno de los suyos, se hiciera cargo del equipo. Ha tenido el máximo apoyo y con esa cierta tranquilidad ha podido trabajar y conseguir las cuatro victorias seguidas. La comunión entre la afición y el equipo, después de mucho tiempo, se pudo comprobar durante el partido frente al Racing: la afición agradeciendo en todo momento la labor a Merino y los jugadores, al término del encuentro, manteando al técnico en señal de agradecimiento, gesto que fue muy ovacionado por el estadio.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
Vuestro "papulito" es... https://t.co/QdmBDFgbW1 - 55 mins ago