Jorge Molina posa para ABC en la ciudad deportiva Luis del Sol (Foto: J. J. Úbeda)
Jorge Molina posa para ABC en la ciudad deportiva Luis del Sol (Foto: J. J. Úbeda)

Jorge Molina: hasta siempre, capitán

Se va más que un capitán o un delantero que ha dejado huella por sus goles, se marcha del Betis la honestidad hecha jugador
Por  11:37 h.

Aún recuerdo aquella guardia en la calle Jabugo en la que Jorge Molina, un espigado delantero que, acompañado de sus agentes, abandonaba las oficinas de Lopera sonriente y sin poder atender a Alfinaldelapalmera.com, que le esperaba para hacer oficial su fichaje por el Real Betis Balompié. Un Betis nuevo empezaba a construirse en aquellas fechas para conseguir un necesario ascenso a Primera división. Después del fiasco del curso anterior, en la que con el Elche, un prácticamente desconocido Jorge Molina vapuleó al conjunto verdiblanco en el Benito Villamarín, aquel Sábado de Feria de 2010, el equipo bético empezó a buscar a los mejores jugadores de la categoría de plata –Molina fue el pichichi de Segunda del curso 09-10- para volver a Primera.

Aquella calurosa tarde del 29 de junio de 2010 fue el inicio de la especial relación que Jorge Molina y el Real Betis Balompié han tenido durante los últimos seis años. Con Rubén Castro, su compañero y amigo, el alicantino ha protagonizado una de las parejas goleadoras más importantes en la entidad verdiblanca en los últimos tiempos. Además, a base de mucho trabajo, esfuerzo y, quizás lo más importante, silencio en los malos momentos, le hicieron ganarse a la afición del Betis a la que ha encandilado con 77 goles hasta el momento. Muchos tantos, pero uno quedará en la retina de la mayoría de los aficionados del Betis: el que marcó en el Ciudad de Valencia al Levante la noche del 1 de junio de 2013 gracias al cual los verdiblancos volvían a clasificarse para competición europea muchos años después.

Siempre muy correcto con todo el mundo dentro y fuera del campo, su carácter afable, a veces cortado, ha provocado más filias que fobias. Más allá de demostrar que ha sido un delantero (muy) válido para Primera división, Jorge Molina ha destacado en estos seis años en el Betis por ser una gran persona, lo que se conoce coloquialmente como ‘un buen tío’. Se va más que un capitán o un delantero que ha dejado huella por sus goles, se marcha del Betis la honestidad hecha jugador. Ojalá allá donde vaya hablen de él cómo se habla en la mayoría del beticismo, con palabras sinceras de cariño. Este es mi particular homenaje a un señor, con todas las letras, que lo ha dado todo por la elástica que luce el escudo de las trece barras. El club ya lo ha hecho en un gran acto, como la persona y el profesional Jorge Molina merece. Ahora sólo queda que toda la afición bética pueda despedirlo sobre el terreno de juego.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
RT @hdadstagenoveva: Elevamos a nuestros Titulares una oración por las víctimas y heridos del grave seísmo sufrido ayer por México. #PrayFo - 2 horas ago