Manuel Castaño, durante una junta de accionistas
Manuel Castaño, durante una junta de accionistas

La gravedad del Betis

"No me vale que Lopera, Castaño y cía, vengan como salvadores, cuando ellos fueron los que dejaron al club al borde del abismo"
Por  19:18 h.

Comparto que la situación actual en el Betis es muy grave, que el desgobierno existente es brutal y que lo que ocurrió la pasada temporada, siendo la peor en lo deportivo en Primera división, fue lamentable. Es algo que por lo que el aficionado debe pedir responsabilidades en la próxima junta de accionistas, por muy buenos que sean los números que se vayan a presentar que, por otra parte, también es una sociedad anónima. Pero este martes, pasadas las tres de la tarde, asistía incrédulo a la enésima comparecencia pública del exvicepresidente del Betis, Manolo Castaño, en Radio Sevilla.

En ella, Castaño tendía la mano a todos, menos a Luis Oliver -curioso cuanto menos después de que él fuera uno de sus principales apoyos durante los meses en los que estuvo al frente del club- e insistía en que hay que organizar una ‘gran sentada’ entre Lopera, las plataformas y los principales accionistas de la entidad verdiblanca para que, entre todos, ayuden al club a que, poco menos, no se muera de seguir todo así. Y también dijo que hay que sentarse porque no recordaba una situación más grave en el Betis que la que Lopera y sus consejeros se encontraron en 1991, cuando decidieron hacerse cargo del club. Ósea que ahora es cuando el Betis se está muriendo, o se puede morir si no consigue el ascenso a Primera, y ahora la situación es más grave que en 1991, olvidando, claro está, el 2010, año en el que estos señores fueron los que dejaron la deuda en los 90 millones de euros que en los cuatro años siguientes se han ido liquidando hasta llegar actualmente a los veinte millones. Y se quedó tan pancho.

El asunto es que incluso desde dentro del club hay voces que ven bien la sentada, siempre y cuando sea el Betis, que es lo que todos quieren, quien salga ganando. Si es así, perfecto. Pero a mí no me vale que sean estos señores los que vengan como salvadores, precisamente como aparecieron en el tan cacareado año 1992, fórmula que todo el mundo criticó y explotó definitivamente, porque no se podía aguantar más, en el histórico 15-J, espíritu del que a día de hoy no queda prácticamente nada.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
OPINIÓN de @RarrochaR --> "¿Qué hago?" https://t.co/JZKpxZbRDT vía @Orgullo_Nervion - 5 días ago