Rubén Castro, desolado en primer plano, mientras los jugadores del Sevilla celebran un tanto (Foto: J. J. Úbeda)
Rubén Castro, desolado en primer plano, mientras los jugadores del Sevilla celebran un tanto (Foto: J. J. Úbeda)

Tres puntos y lavar la imagen de la Copa

El derbi no es imperiosamente necesario para el Betis, pero los verdiblancos se juegan tres puntos y el orgullo
Por  16:49 h.

Toda la pasión y las ganas que en el beticismo hay por que su Betis le gane al Sevilla son las lógicas de una afición humillada en el mes de enero por el eterno rival. El 4-0 sufrido por los verdiblancos en el Sánchez-Pizjuán en la vuelta de la eliminatoria de los octavos de final de la Copa del Rey son la mejor motivación posible de un grupo de jugadores que vieron como en una semana los sevillistas les pasaron por encima e incluso se burlaron y despreciaron a la siempre sufrida afición bética. Los profesionales béticos ya están metidos en el partido y han ya saben del apoyo de sus fieles aficionados desde que terminó el partido del martes contra Las Palmas y también por lo vivido en la mañana de este viernes en el entrenamiento matutino a puerta abierta, con setecientos aficionados verdiblancos ofreciendo su máximo apoyo al equipo.

Por eso un derbi nunca puede ser un partido de pretemporada ni este en concreto llega descafeinado. Es verdad que el Betis ya tiene amarrada la permanencia y que el Sevilla cuatro días después del encuentro comienza a jugarse unas semifinales de la Europa League. Pero en los dos extremos de la Sevilla futbolera no se habla de otra cosa que del derbi. Los verdiblancos llegan sin presión alguna y sí con las ganas de hacer un buen partido, volver a competir ante su eterno rival, como ocurrió en el encuentro de la primera vuelta liguera. La idea es evitar el ridículo hecho en la Copa del Rey y para ello la concentración debe ser máxima. Conseguir los tres puntos sería un buen colofón a una temporada en la que innecesariamente se ha coqueteado con el descenso, aunque la tranquilidad al final ha llegado cuatro semanas antes de la finalización de la Liga.

“No hay nada que celebrar”, dijo el presidente Haro en la semana de Feria tras ganarle al Levante. Pero la alegría que el grupo de profesionales verdiblancos le puede dar a sus aficionados ganando de nuevo al Sevilla sería tremenda.

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

Jesús Sevillano

@JSevillano83

Periodista deportivo, escribo en http://t.co/ERTftMrtAv http://t.co/vdsWcQ6hNn y ABC de Sevilla
RT @hdadstagenoveva: Hoy han llegado a Sevilla nuestros niños Bielorrusos para pasar un tiempo con sus familias de acogida. Bienvenidos… - 4 horas ago