Ceballos se marcha de Gameiro en el derbi liguero jugado en Heliópolis (Foto: J. J. Úbeda)
Ceballos se marcha de Gameiro en el derbi liguero jugado en Heliópolis (Foto: J. J. Úbeda)

Al derbi

El Betis cuenta las horas que faltan para el cuarto enfrentamiento de la temporada contra el Sevilla
Por  11:52 h.

Semana de lo más especial para la gente del Betis. El partido contra Las Palmas se ha colado en el calendario como lo hizo el del Sporting de Gijón de la Copa del Rey en la primera vuelta. El encuentro de esta noche tiene su importancia por aquello de poder alcanzar la mítica barrera de los 40 puntos. Poco más. Ni siquiera está el aliciente de poder ver en el campo a Valerón. A nadie se le escapa que todos están pensando ya en la visita del domingo por la tarde al campo del Sevilla. Uno de los grandes temores en Heliópolis era llegar al derbi del Ramón Sánchez-Pizjuán con los miedos del descenso tirando de sus camisetas.

El cuatro de seis firmado ante el Levante y el Celta debe servir, entre otras cosas, para respirar y administrar con tranquilidad la distancia que existe con los tres últimos de la tabla. Ningún bético ha podido borrar de su mente lo sucedido en la eliminatoria de la Copa del Rey. En especial, lo que pasó en el partido de vuelta. No olvida Merino y tampoco lo deben hacer los jugadores. La calidad de los futbolistas es lo primero. De eso no hay duda. Aunque lo emotivo tiene mucha importancia en los derbis, casi tanto como las tácticas y sistemas. El primer objetivo del Betis en su visita al campo del Sevilla no es otro que mantenerse en pie. Merino y sus futbolistas deben optimizar el momento que viven. Jugar con la tranquilidad que te ofrece la clasificación. Salir al campo sin ataduras ni complejos. Concentrado desde el túnel de vestuarios. Sin conceder la primera ocasión en el minuto uno. Sin regalar el primer gol en contra antes del minuto diez. El Sevilla tiene la mente puesta en Europa y en la final copera, pero suele motivarse a la perfección cuando llega un derbi.

Una de las opciones que tiene el Betis para salir con la cabeza alta de Nervión pasa por hacer el partido lo más largo posible. Marcador abierto hasta el tramo final a la espera de contar con alguna llegada de sus referentes. Se espera a Joaquín, a Musonda e, incluso, a Rubén, cuya historia en los derbis no ha sido precisamente idílica. El Betis tiene en el bolsillo un aprobado raspado por aquello de cumplir con la tarea de la permanencia. Pero lo que pase el domingo tiene tanta trascendencia que la nota final puede subir unas décimas o bajar hasta el suspenso. Al derbi. No hay otra.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @JesusVega76: Este es el cartel que he realizado para la Cabalgata de Reyes de 2018. Mi más sincero agradecimiento al @ateneodesevilla - 3 días ago