Mel, en el Benito Villamarín (Foto: J. M. Serrano)
Mel, en el Benito Villamarín (Foto: J. M. Serrano)

Crispación en el Betis

Más que el pasilleo, en Heliópolis debe preocupar el nivel de juego del equipo
Por  16:43 h.

Es imposible. No se ha encontrado todavía la fórmula ideal para que el Betis pase más de una o dos semanas con tranquilidad. Entre otras cosas porque la pelota, que es la que manda de verdad, hace por entrar unas veces y otras no. Pero no hay que llevarse a engaño. Lo que ocurre en el Betis pasa en todas las empresas. No existe el centro de trabajo en el que no se critiquen las decisiones del jefe o jefes. Se habla y se murmura por los pasillos. Y Heliópolis no va a ser una excepción. Hombre, lo suyo sería que el ambiente fuera de plena complicidad, pero no es así. Toca aguantarse. Lo tiene que asumir Mel y los que no tienen plena confianza en Mel.

Lo triste es que el asunto compita en importancia con lo que de verdad debe preocupar, es decir, el nivel del juego mostrado por el equipo. El pasado domingo hubo quien destacó el esfuerzo mostrado ante un rival llamado a pelear por la Liga. Hombre, el correr en un partido debe ser como lo del valor en la mili, se debería dar por descontado. Más importante es saber, por ejemplo, cómo solucionar el asunto de los laterales. Piccini suspende en defensa y en ataque. Vargas, otro de los fichajes, sufre y acaba por los suelos tras completar una serie de carreras en los entrenamientos. En resumen, quedan los titulares en la última temporada de Segunda división, Molinero y Varela.

Tampoco se entienden muy bien algunas decisiones de Mel. El otro día se quejó porque tuvo que jugar el último cuarto de hora con uno menos tras llegar la lesión de Digard con los tres cambios hechos. Se podría analizar también lo que pasó en la primera parte. El Betis estuvo 38 minutos “con diez”. El error garrafal dejó fuera de juego a Xavi Torres, que desde entonces no puso nada en el lado positivo de la balanza. Los hombres de fútbol dicen que quitar a un jugador en el descanso le evita pasar un mal trago. En el caso que nos ocupa casi que da igual, porque hubo pitos para todos al final de la primera parte. Además, en el Betis de hoy en día, hay futbolistas que tienen que remar mucho para recuperar el crédito perdido. Por todo ello y por muchas cosas más, es necesario acertar en enero. El equipo está en los objetivos, pero no parece muy preparado para vivir el resto del año en el alambre.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @AFDLP: Salas: “Torrecilla no estaba de acuerdo con la llegada de Serra como director de la cantera” https://t.co/eBdaas1JIj #Betis @Dep - 3 horas ago