Ricky Van Wolfswinkel posa con la camiseta número 9 del Betis
Ricky Van Wolfswinkel posa con la camiseta número 9 del Betis

El Betis y sus incógnitas

Da la sensación de que, ante la Real Sociedad, arrancará una "nueva" temporada para los verdiblancos.
Por  20:15 h.

180 minutos de competición son pocos, pero es lo que hay. Al menos hasta que dentro de diez días, los futbolistas del Betis vuelvan a ponerse la camiseta para jugar contra la Real Sociedad. Con el empate ante el Villarreal, los verdiblancos se ganaron un aprobado alto por equilibrar los fallos cometidos con unas ganas impetuosas de agradar. Contra el equipo de Marcelino, el Betis se agarró a la vida hasta el último minuto. Y tuvo premio.

Lo contrario ocurrió en Madrid. Todo se hizo mal. Desde la alineación ofrecida por Mel hasta la manera de bajar los brazos cuando ni siquiera se había roto a sudar. Los que ven el vaso medio lleno tras los dos primeros partidos destacan las carreras de Piccini por la banda, la mejoría de Ndiaye y el poderío de Rubén (aunque su actuación en el Bernabéu fuera para olvidar). En negativo, destaca la candidez defensiva mostrada por los centrales y los problemas que tiene el equipo para generar ocasiones.

La planificación de Eduardo Macià deja varias lecturas. Primero, cierta sensación de descontrol. Cierto es que, al lado de lo ocurrido con De Gea todo parece excelente, pero no hay que desviarse del asunto. En el tema de Joaquín se pudo haber tomado otro camino. En lugar de deslizar primero el anuncio con el jugador para meter presión, habría sido mejor ir por derecho a negociar con la Fiorentina. Bien está lo que bien acaba, pero no hay que olvidar que las dos últimas semanas de incertidumbre amenazaron con llevarse por delante la paciencia de más de uno. No hay más que echar un vistazo a la mano de Joaquín.

También generó algo de inquietud el asunto del delantero. Tras la negativa de Adrián, el Betis parecía un desesperado que contaba los minutos que le quedaban para encontrar algo fiable en el mercado. Si Ricky Van Wolfswinkel empieza a ver portería, la gente olvidará las formas de trabajo empleadas el último día. Hay más dudas. Tarek está fuera de todo y la gente se pregunta qué ocurre con el estado de Westermann y Petros. Digard, al que muchos esperaban de titular en el Bernabéu, debe ser el compañero de Ndiaye en el centro del campo. Por delante, la cosa tiene otra pinta con Joaquín, Ceballos, Van der Vaart y Rubén Castro. Sin olvidar a Portillo, Ricky o al propio Molina, que debe superar con colocación la mayor velocidad de los defensas de la Primera. Da la sensación de que, ante la Real Sociedad, arrancará una “nueva” temporada para los verdiblancos.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @JesusVega76: Este es el cartel que he realizado para la Cabalgata de Reyes de 2018. Mi más sincero agradecimiento al @ateneodesevilla - 4 días ago