Rafael Gordillo se abraza a Juan Ignacio Zoido tras recibir la Medalla de la Ciudad de Sevilla
Rafael Gordillo se abraza a Juan Ignacio Zoido tras recibir la Medalla de la Ciudad de Sevilla

Gordillo y su profesión de riesgo

Se ha quedado sólo en la foto
Por  18:30 h.

Malos tiempos los que vive uno de los nombres más importantes en la centenaria historia del Real Betis. Rafael Gordillo no para de recibir críticas de un sector de la afición verdiblanca. Da la casualidad de que la mayoría de los que le insultan son jóvenes que ni siquiera habían nacido cuando Gordillo empezó a dejar contrarios atrás con la camiseta bética a finales de la década de los setenta. Pero también le atiza gente veterana, seguidores que conocen de sobra lo que significa Gordillo en Heliópolis. Gente que le vieron triunfar, marcharse al Real Madrid, jugar con la selección española y regresar con el Betis en la Segunda división para lograr un memorable ascenso en Burgos.

Gordillo se ha equivocado en varias ocasiones y tiene, al igual que otros muchos, su cuota de responsabilidad en la destrucción del proyecto deportivo llamado Betis. Pero dudo que sea mayor que la de José Antonio Bosch, Miguel Guillén, Vlada Stosic, los tres entrenadores o los 25 futbolistas de la última plantilla. El problema es que se ha quedado sólo. En la foto del Betis actual han desaparecido todos los señalados menos Gordillo. Se le acusa de comer gambas en las peñas, beber whisky en los palcos y meterse sin más diez mil euros al mes en el bolsillo. Es un resumen demasiado simplón e inexacto. Ha metido la pata en comentarios y declaraciones pero resulta demasiado dura la condena. Pero es que muchos hablan desde el desconocimiento.

Nunca se han dejado bien claras cuáles eran las tareas concretas de Gordillo en la entidad. No se sabe con exactitud si su papel se limitaba a viajar con el equipo y visitar a los béticos de provincias o había algo más. Tampoco se despejaron las dudas sobre si su papel respecto al consejo de administración era consultivo o ejecutivo. Puede que Gordillo tuviera algo que ver con la llegada al banquillo de Calderón y también es probable que tardara varios días en deletrear el nombre de un fichaje totalmente desconocido en su agenda como el del alemán Steinhöfer.

Conviene recordar que la hoja de ruta de Gordillo en la temporada del descenso ha variado poco de la anterior cuando el equipo superó al vecino en la tabla y logró una plaza para jugar competición europea. Pero el Betis de hoy en día se ha convertido en una profesión de riesgo para sus mitos. Gordillo lo puede confirmar en primera persona.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
VÍDEO José María del Nido Carrasco abandona la reunión tras dos horas https://t.co/gQ12b2n3ji vía @Orgullo_Nervion @JSevillano83 #SevillaFC - 4 horas ago