Jorge Molina remata a portería en el partido ante el Rayo Vallecano (Foto: J. M. Serrano)
Jorge Molina remata a portería en el partido ante el Rayo Vallecano (Foto: J. M. Serrano)

Hasta el final

Decepción ante el Rayo en un partido que el Betis debió ganar, que pudo perder y que terminó empatando
Por  11:42 h.

Muy mal cuerpo dejó el empate de anoche entre el aficionado bético. Segundos después de llevarse las manos a la cabeza por el pelotazo al larguero de Dani Ceballos que pudo suponer la victoria, la grada del Benito Villamarín pitó con fuerza a los suyos. El árbitro había señalado el final. Decepción en un partido que el Betis debió ganar, que pudo perder y que terminó empatando. Poco que reprochar a la puesta en escena del Betis. Merino partió al equipo en dos, de modo que el éxito o el fracaso dependía del mayor o menor acierto en las áreas. Casi todo fueron buenas noticias en el arranque. Molina estuvo en la foto de los dos goles. Musonda ocupaba mucho campo pese a arrancar escorado a la izquierda, Joaquín no desentonaba y Rubén hizo horas extras.

El problema es que, ni con dos a cero, los béticos estaban tranquilos al descanso. “Si llega a entrar la falta de Joaquín…”, decían algunos en la grada. En tres minutos se confirmaron los temores de todos ellos. Mal los centrales, en especial Pezzella, al que Manucho ganó la espalda en el primer gol del Rayo con demasiada facilidad. Ademnás, a nivel colectivo, hay detalles que se entrenan y otros que se llevan en los genes. El Betis, después de encajar el primero, empezó a temblar. En esos momentos es necesario tener algo de calma y no descomponerse. Pero no. Llegó el empate y, durante unos minutos, la gente firmaba el reparto de puntos. Así de tocado estaba el equipo. Sólo cuando Paco Jémez sacó a Amaya para volver a jugar con cuatro defensas cambió el guión. Ahí mejoró algo el Betis. Sacó ganas y generó peligro. Cierto es que sin orden ni nada que se pareciera. Embarullado. Como si se jugara en el patio del colegio. Decepción final porque había esperanzas depositadas en dar un paso hacia adelante en los partidos contra el Sporting y el Rayo aunque, conociendo el paño, más de uno tenía claro que las posibilidades de ganar los dos partidos eran remotas. Así está la cosa. El Betis se ha empeñado en sufrir hasta el final.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
Javi García ya se ve “más cerca de poder ayudar” https://t.co/qL4xZ4FZzs vía @AFDLP @javigarcia06 #Betis - 17 horas ago