Rubén Castro, regateando en el Valencia-Betis
Rubén Castro, regateando en el Valencia-Betis

Poco le dura la dignidad al Betis

Profesionales y aficionados volvieron a ser humillados tras un pésimo partido
Por  21:14 h.

Seis días. Es el tiempo que ha durado el oasis de calma en el que ha vivido el Betis tras ganar al Español. En Valencia han vuelto las pesadillas. Otra vez con goleada, otra vez rogando al rival que no le meta más goles, otra vez pidiendo la hora en el descanso. Alguno pensará que el aficionado pasa del tema y que lleva tiempo mirando a otro lado. Nada de nada. Las redes sociales están ahí para atestiguar que el bético no olvida la sucesión de afrentas que viene padeciendo desde septiembre.

Pésima jornada del Betis en el plano colectivo y también en el individual. Empezando por el entrenador. Más allá de los sistemas y de las teorías futbolísticas está la sensatez. Una defensa cuyo perfil zurdo está formada por Jordi y Dídac tiene todas las papeletas para perder por goleada. Otra cosa es si los arropas a base de ayudas y el rival aprieta lo mínimo. Ninguna de las dos cosas pasó en Mestalla. En lugar de quitar a Jordi y meter a Ndiaye como central junto a Amaya, Calderón dejó al francés en zona de nadie, justo donde menos podía aportar al equipo. Tampoco hay que olvidar los errores del propio jugador, mal en el origen del primer gol del partido y retratado en el cuarto. Otras decisiones raras del argentino fueron las de mantener en el campo al tarjeteado Lolo Reyes o meter a Matilla en lugar de Baptistao al comienzo de la segunda parte cuando el marcador estaba, en cierto modo, vivo.

Calderón tiene su cuota de responsabilidad y también los jugadores del Betis, incapaces de superar el primer golpe que reciben en contra. Es encajar un gol y el tinglado se viene abajo. Además, hay conceptos básicos que deben venir grabados a fuego desde alevines y que desgraciadamente los jugadores del Betis no los tienen claritos. Rivales que rematan a gol sin marca, jugadores que no defienden los palos en los saques de esquinas y una larga lista que los lectores pueden completar a su antojo. En Mestalla se perdieron tres puntos y algo más. El buen rollo generado tras la llegada de Calderón corre riesgo de evaporarse. El argentino apuntó a los futbolistas al acabar el partido y Juanfran remató el tema asegurando que “da miedo jugar fuera de casa”. Vuelta a las andadas.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
RT @abcdesevilla: Última semana para inscribirse en la II #carreraempresasESICABC Sevilla https://t.co/6KSvYVCTGj #Sevillahoy - 13 horas ago