Rubén Castro disputa un balón en el partido jugado ante el Eibar en Heliópolis
Rubén Castro disputa un balón en el partido jugado ante el Eibar en Heliópolis

Previsible

Cuando la tarde pinta mal, el Betis tiene poca capacidad para darle un giro radical al juego y al resultado
Por  13:15 h.

Pocos equipos como el Real Betis tienen la capacidad de enredarse y formar un auténtico lío en apenas unos días. La tranquilidad alcanzada después del trabajado empate en el primer derbi saltó por los aires en tres actos. El primero tuvo lugar en Barcelona. El penalti inventado por Vicandi desactivó a un conjunto que se puso el disfraz depresivo en plenas fiestas navideñas. La descomposición anunciada ante el Eibar se confirmó en el derbi copero. El Betis de hoy en día se ha convertido en algo muy previsible. Los malos resultados se ven venir de muy lejos. Cuando la tarde pinta mal hay poca capacidad para darle un giro radical. En definitiva, cuando flojea por algún costado saltan las costuras y resulta imposible que las cosas salgan bien.

Las derrotas se intuyen un minuto antes de que comiencen los partidos. No hay más que echar un vistazo a las caras de los jugadores y también del entrenador. Desde hace décadas se dice que el Betis está capacitado para hacer lo mejor y lo peor. Ahora no lo tengo tan claro. Gana partidos. Estaría bueno que no lo hiciera. Pero pierde mucho. Y encima, no juega a casi nada. Hace años, el Betis podía perder en casa con el Hércules de turno y una semana después ganar en el campo de un grande. Ahora resulta imposible. No sólo por la diferencia de presupuesto con los Madrid, Barcelona y demás, sino porque el propio Betis ha empequeñecido.

Unos le siguen echando la culpa a la falta de buenos jugadores. Tienen razón. Otros reclaman mano de entrenador. También. Ahora mismo, Mel se encuentra en el disparadero. El técnico quiere rectificar pero sabe que se la juega el sábado en Getafe mirando de reojo a la vuelta copera. Ha quedado demostrado que el Betis no está capacitado para competir de manera solvente cuando el calendario se carga de partidos. Ante la acumulación de problemas es fundamental anticiparse y plantear alternativas. No se hizo y ahora toca aguantar la posible eliminación a manos del Sevilla mientras el equipo trata de no quemarse con los fuegos de la zona de descenso. Toca reaccionar. Hay tiempo.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
Javi García ya se ve “más cerca de poder ayudar” https://t.co/qL4xZ4FZzs vía @AFDLP @javigarcia06 #Betis - 2 días ago