La desesperación es patente entre los jugadores béticos
La desesperación es patente entre los jugadores béticos

Segunda planta

El Betis sale a un descenso cada seis años
Por  15:11 h.

Primeras horas del Real Betis como equipo de Segunda división. No por anunciada desde hace tiempo deja de ser dolorosa la noticia una vez confirmada. Sufren los aficionados mientras el profesional cuenta con ansiedad los días que faltan para coger las vacaciones. Vaya decepción de Betis a todos los niveles. Los que mandan, los que aconsejan a los que mandan y los que han estado y están a las órdenes de los que toman las decisiones. Todos se han equivocado. En los despachos han perdido todo el crédito necesario para, por ejemplo, acometer la confección de una plantilla para la temporada que viene. Se han cargado el chiringuito en tiempo récord. Un nuevo descenso ya está aquí.

Hace bien el seguidor del Betis en cabrearse y pedir pero también en asumir. Aunque le duela a la gente cabreada por la famosa frase de Gordillo al entrenador del Rayo, Paco Jémez. El Betis es incapaz de dar un giro radical a su historia. Es un equipo ascensor y punto. Con Job y López Ufarte, con Perdomo y Rodolfo, con Alfonso, Denilson y Finidi, con Joaquín, Edu y Ricardo Oliveíra, con un largo etcétera… No hay manera de estar una década tranquilo. Los números lo dejan bien claro. En las cuatro últimas décadas en Heliópolis han vivido, de media, un descenso cada seis años. Mucha tela. Pero ya que estamos no estaría mal que el Betis de los ascensores siga funcionando un añito más. Al menos para pasar otra vez de la segunda planta a la primera. El problema es que el elevador se quede bloqueado entre una planta y otra. Habrá que pulsar las alarmas y esperar ayuda.

A los que piensan que la mejor opción es la de apretar el botón de resetar para arreglar el sistema hay que recordarles que un descenso nunca es la solución. Lo mismo se decía en 2009 y el equipo se salió de la carretera con Lopera, Antonio Tapia y Víctor Fernández. El regreso de la calle Jabugo sería un significativo paso atrás. Ni la mayoría del loperismo confía en su líder aunque ahora saquen pecho y peguen gritos de sevillanas maneras en los garitos. A varios les ha faltado sólo levantar la copa para brindar por cada derrota de su equipo.

Los que llevan tres años en el club no han sido capaces de mantener el tinglado firme ni siquiera con el viento a favor, con el pasaporte a Europa en el bolsillo y con un vecino metido en problemas. Ahora la cuestión es que casi nadie sabe por dónde va a salir el Betis. Nadie sabe si habrá ascenso rápido, estancamiento tipo Mallorca o Zaragoza e incluso los hay que temen algo peor.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
Quique Setién: “No estoy contento con mi equipo https://t.co/KqvXJdyeBz vía @AFDLP #Betis - 15 horas ago