Ángel Haro, Juan Carlos Ollero y José Miguel López Catalán (Foto: Raúl Doblado)
Ángel Haro, Juan Carlos Ollero y José Miguel López Catalán (Foto: Raúl Doblado)

Un año y un mes

A cuatro semanas de la Junta, el presidente Ollero cumple su primer aniversario en la presidencia
Por  10:38 h.

Ahora que la gente anda, entre otros asuntos muchos más importantes, viendo fechas para reunirse con su gente cercana por aquello de la Navidad, el Betis ya tiene la suya. Cuatro semanas faltan para la Junta del 17 de diciembre. Cita con sabor a reválida para Ángel Haro y José Miguel López Catalán. Cierto es que se trata de rendir cuentas de un ejercicio anterior, pero los comandantes de “Ahora, Betis, Ahora”, la candidatura que derrotó a Castaño hace menos de dos meses, se someten a examen.

Mientras se trabaja en el Betis del futuro, el aficionado de a pie quiere realidades en el presente. Aunque sea mirando de reojo al pasado en forma de sentencias judiciales que todavía están por llegar. Haro y Catalán gozan, a día de hoy, de bastante predicamento entre la grada. La demanda presentada por la ahora oposición parece haber hecho más daño a Bitton y a Castaño que a los propios vicepresidentes. La carrera por ganar adeptos en la Junta de septiembre resultó frenética, pero no hay justificación alguna para tener que recurrir a fallecido alguno. El asunto exige limpieza total y absoluta. No se puede dejar resquicio alguno a la duda.

Reválida para Haro y Catalán dos meses después de su triunfo. A su favor también cuenta el hecho de que la pelota, con muchos matices, entra. Hasta la Junta quedan dos retos complicados, Atlético y Celta, y dos más asequibles, Levante y Las Palmas. También la Copa del Rey. Conviene fallar lo menos posible, sobre todo, porque por la esquina asoma el derbi.

También hay nuevo examen para Juan Carlos Ollero. Un año de presidente. Ha sabido generar los incendios justos y no se cierra en banda a poner dinero para el mercado de enero. Buena noticia. Más allá de lo que pase en diciembre, el Betis necesita fichar y soltar futbolistas. Ahí quizás tuvo que apretar algo más Ollero en verano. Queda por saber qué gestión haría el presidente de una crisis importante de resultados. Cómo manejaría Ollero a un hombre tan temperamental como es Mel. El balón dirá si tiene o no que entrar en acción. Ya se sabe que el Betis, cuando se pone a las malas, suele padecer casi más que el resto de los mortales.

Juan Arbide

Juan Arbide

Redactor de Deportes en ABC de Sevilla
Juan Arbide

@JuanArbide

Redactor de deportes en ABC
Quique Setién: “No estoy contento con mi equipo https://t.co/KqvXJdyeBz vía @AFDLP #Betis - 1 día ago