Bendita conexión

Por  14:13 h.

Hay que tirar una vez más de la manida frase, pues lo que se juega mañana el Betis de Paco Chaparro ante el todavía Murcia de Lucas Alcaraz son “más que tres puntos”. No es que la situación del conjunto heliopolitano sea agónica, ni mucho menos, pero bueno sería que para evitar fatiguitas posteriores a las que ya tiene más que acostumbrado a su fiel infantería de finales del 2005 a esta parte pusiera tierra de por medio con las últimas tres plazas. Ganar este domingo se antoja básico para no afrontar una primavera como las dos últimas, descolgaría a nueve puntos al penúltimo clasificado, como también ayudaría, a qué negarlo, que el eterno rival también cumpliera con su propósito de ganar en Riazor, pues esa combinación pondría la frontera con los puestos de descenso en cinco puntos, todo un confortable colchón para no vivir todo lo que resta como una final.

Hechas las cuentas cabe añadir que cuenta el Betis con argumentos más que sobrados para doblegar al equipo de los hermanos Samper. Con Edu en estado de gracia y aliado con Pavone, que cuando no marca asiste a su compañero con espectaculares centros, se debe vivir con menos sobresaltos en lo que resta de campaña. La conexión entre el argentino y el brasileño promete más alegrías, y hay que confiar en ellos, además de esperar que jugadores con la clase de Sobis o Mark González se suban definitivamente al carro, amén de que Ricardo siga siendo un seguro atrás. No se ha cansado de repetir Chaparro que habrá que sufrir hasta el final para alcanzar el objetivo de la permanencia, pero si esta jornada se hacen los deberes ante un rival que sí que tiene la soga al cuello y a su entrenador en entredicho se podrá respirar mucho más tranquilo y ya va siendo hora para los que sienten en verdiblanco.

Redacción

Redacción