Y para colmo, hasta golean los ex

Por  17:14 h.

Hay años, por muy de centenario que se vistan, en que uno no está para nada. Después de que el sábado el Real Betis no se supiera a qué jugaba frente a un desdibujado y triste Atlético de Madrid, que el fútbol más que con patatas fuese una auténtico boniato incomestible, y que no hubiese gol alguno del que discutir, ni acción polémica con la que entretenerse en los días posteriores a tan aburrido choque, te encuentras al repasar la jornada completa con que tres ex jugadores del Betis -uno de ellos todavía ligado con contrato a la entidad verdiblanca- se habían entretenido en “mojar” y ayudar a que sus respectivos equipos sacasen adelante sus encuentros.

Dado el cariño que se le sigue profiriendo a Joaquín Sánchez entre los aficionados al club de Heliópolis, muchos béticos serían los que se alegraron de los dos bellos goles que anotó el del Puerto de Santa María, pero ese noble sentimiento no dejaría de reflejar por otro lado la, sana o no, envidia que sentirían viendo como el Valencia, no hace mucho rival directo, se beneficiaba del buen juego y en este caso de su eficacia rematadora del otrora extremo internacional. No quedó ahí la cosa. El domingo también le dio por marcar al nazareno Varela y al malagueño Juanlu. El canterano bético lo hizo, como un año atrás en el derbi disputado en el Ruiz de Lopera, de un zurdazo desde fuera del área que sorprendió a otro futbolista formado en los escalafones inferiores del Betis, el meta céltico Pinto. También fue espectacular el tanto anotado por el extremo zurdo cedido al C. A. Osasuna, que “abrió la lata” en la visita del Real Zaragoza al Reyno de Navarra, aunque a la postre sólo sirvió para que el próximo rival del Sevilla en la búsqueda de una plaza en la final de la Copa de la UEFA lograse un empate. En cualquier caso el punto logrado a orillas del Manzanares supo a gloria, dados los resultados de los equipos cuya cuenta de resultados es peor que la del equipo que dirige de manera sui generis Luis Fernández, por lo que no se entiende bien el nerviosismo que traslucían las declaraciones de hoy del técnico tarifeño en rueda de prensa.

Redacción

Redacción