Musonda pelea un balón en la banda frente al Málaga
Musonda pelea un balón en la banda frente al Málaga

El timo de los viernes

De nueve jornadas que se conocen los horarios, el Betis jugará cinco partidos en viernes, tres en casa y dos fuera
Por  12:40 h.

Cuando uno compra el abono para el Teatro Maestranza, sabe con precisión la fecha y la hora de cada espectáculo. Sólo razones de fuerza mayor justifican un aplazamiento, y en ese caso se ofrece la devolución del dinero. Sacar a la venta los abonos sin indicar cuándo tendrán lugar los conciertos y óperas se consideraría una falta de respeto al público y un disparate desde la perspectiva comercial. Pues eso es lo que se hace en el fútbol español: los aficionados compran los abonos de temporada sabiendo los espectáculos que podrá asistir (el orden de los partidos), pero sin tener la menor idea de la fecha y la hora de los mismos. Las citas pueden caer igual un viernes que un domingo; igual a las doce de la mañana que a las once de la noche. Y el misterio sólo se resuelve con apenas una semana de antelación.

En este sentido, la hipoteca que ha caído sobre el Betis con la sucesión de partidos en viernes se parece bastante a un timo. Una estafa en toda regla. Los aficionados pagan un buen dinero por ver 19 partidos, pero la gran mayoría de ellos tendrían en la cabeza asistir a los mismos el fin de semana. Con toda la liturgia de los partidos de fútbol, que cada uno se la organiza como quiere. El partido en viernes adultera la tradición y crea notables dificultades para numerosos seguidores, al ser una jornada laboral y una noche señalada para citas sociales.

En Inglaterra, cuando se compra el abono se sabe exactamente el día y la hora de cada partido. No hay ningún impedimento técnico para ello, tan solo basta con respetar al aficionado que sostiene con su dinero esta maquinaria de la que viven las televisiones.

Manuel Contreras

Manuel Contreras