Ángel Haro, Juan Carlos Ollero y José Miguel López Catalán (Foto: Raúl Doblado)
Ángel Haro, Juan Carlos Ollero y José Miguel López Catalán (Foto: Raúl Doblado)

Ahora

Ollero, Haro y Catalán han de saber gobernar ahora la ilusión y confianza depositadas por miles de béticos que le dieron su apoyo
Por  11:08 h.

No fue lo que diga don Manuel. Fue lo que dijeron don Juan, don Pepe, doña Ana, don Carlos, don Raúl, doña Mercedes… Y así hasta cientos, miles de béticos que utilizaron sus acciones, una, dos, tres, seis, diez, para que su voz y su voto se oyera en un día histórico. Porque ellos sí estuvieron en el 92, desembolsando con el dinero que podían las acciones. Rompiendo huchas, agotando ahorros de toda la vida, lanzándose al vacío de hacerse con un cachito de su Betis que no parecía que jamás fuera a darle su sitio diluido en esa mayoría ficticia de quien se dijo salvador y ahora se conoce que un juzgado empieza a tener claro que ni siquiera desembolsó gran parte de lo que le permitió gobernar sin escuchar a nadie durante tantos años. La derrota de Lopera es trascendental. De la magnitud de su engaño a todos. El impulso de los béticos permitió que Haro y López Catalán, tras una tarea titánica, quimérica para algunos, culminaran una remontada que pocos esperaban cuando arrancaron los motores de la ilusión que culminaron ayer con el júbilo en la junta de accionistas. Y no hay que olvidar que el Betis que ahora se espera empezó a bosquejarse cuando las plataformas -sí, las que algunos desprecian- comenzaron su batalla legal contra Lopera. ¿Quién iba a pensar que mantendrían alejado del club, con respaldo jurídico, a quien parecía inamovible? Ellas y los béticos que se sumaron a su causa, que fueron al 15-J y que ayer revivieron aquella sensación de reencontrarse con un Betis que se parece más al que han soñado. Sin el denodado trabajo en segundo plano, y nunca bien ponderado, en el frente jurídico de estas plataformas no se hubiera alcanzado las condiciones para desembarcar esta playa de la ilusión que se transforma en responsabilidad para quienes ahora tienen la tarea de gobernar con el peso del designio directo de miles de béticos. Han de saber Ollero, Haro y Catalán que les han apoyado tanto por las esperanzas que supone el aire fresco que prometen como por el rechazo de la candidatura contraria, encabezada por Castaño (cuyo crédito ha quedado por los suelos) y con los hilos de Lopera u Oliver. Esa confianza por oposición ha de tornarse en convencimiento de que el consejo elegido el 23-S supone algo bueno, diferente, mejor. En esa tarea han de aplicarse ahora sin dormirse en los laureles de una noche histórica en la que los béticos dijeron que ahora hay que mirar al futuro y olvidarse de las pesadillas del pasado.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: Serra: “Espero que muchos más se unan al accionariado para ser más fuertes” https://t.co/eKO3yTOo8n #Betis - 1 hora ago