Juan Merino lanza un balón ante Van der Vaart (Foto: Juan José Úbeda).
Juan Merino lanza un balón ante Van der Vaart (Foto: Juan José Úbeda).

Competir

Con Merino el Betis ha recuperado el pulso y ha tenido opciones en todos los partidos, no ha salido jamás perdiendo desde la caseta
Por  8:21 h.

La labor de Juan Merino tiene un mérito que hay que empezar a valorar. Sin pretemporada, tomando al equipo en plena crisis, destrozado anímicamente y ante un calendario complicado le ha devuelto vida cuando pocos pronosticaban que su papel iba a superar el de mera víctima de las circunstancias. Pues no. Se ha convertido, un año más, en el médico de urgencia que ha taponado heridas e insuflado esperanzas a un enfermo que no podía tener peor cara. Y su receta se ha mantenido vigente en este tiempo cuando también podía temerse que todo fuera fruto de la efervescencia de su discurso directo y emotivo. Merino le ha dado tanta vida al Betis que el equipo, lejos de lo que hacía antes, ha estado en todos los partidos. Irregular, con baches, con oportunidades para los rivales, con lagunas, desajustes… Pero en todos los encuentros ha tenido oportunidad de ganar. No ha arrastrado la camiseta como en semanas anteriores, no ha salido perdiendo desde la caseta. Puede hacer una mala primera parte como en Anoeta pero recuperarse en una segunda más que digna, puede salir ganando del primer parcial en Riazor y sufrir muchísimo en el tramo final con Adán como salvador. Pero en todos los partidos ha dicho algo y el calendario no ha sido nada fácil, con clubes con un presupuesto mayor (Villarreal, Real Madrid, Real Sociedad y Valencia) y con una de las revelaciones de la Liga (Deportivo). El Betis de Merino se ha mantenido erguido ante todos y ha logrado una serie de puntos que, aunque aún no le otorgan la tranquilidad, sí mantienen su pulso competitivo, algo que parecía extinguirse antes de su llegada. Otro punto en su haber es la recuperación de futbolistas. Kadir, Fabián, Van Wolfswinkel, Vargas o Pezzella eran otros. Ahora aportan y cuentan como uno más porque nadie sobra a la hora de lograr el objetivo. Todo esto se dice antes de que el equipo afronte la fase clave, ante rivales directos por la permanencia y con muchos puntos por jugarse en casa. Competir es la palabra que ha desempolvado Merino para este vestuario y eso es lo que debe seguir pasando en el Betis, porque así es como llegan los puntos para la tranquilidad.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @javieralbisu: La desobediencia civil no es lo mismo que la desobediencia institucional. La primera es legítima, la segunda imprudente.… - 30 mins ago