Alfred Ndiaye saluda a Alexis a su llegada al Villamarín
Alfred Ndiaye saluda a Alexis a su llegada al Villamarín

La planificación

Valoración del trabajo de Alexis en un verano muy movido
Por  18:52 h.

Se cerró el mercado. El Betis se queda con 23 fichas ocupadas en una plantilla que le ha costado unos diez millones de euros (entre fichajes y salarios), cerca del tope que tenía marcado. Alexis renovó a Rubén Castro y Lolo Reyes, no se marchó Adán, fichó a Ndiaye, llegaron Cejudo, siguen Xavi Torres y Jorge Molina, contrató a Kadir, se prescindió de hombres amortizados de la pasada campaña y con contrato en vigor (Chica, Nacho, Paulao), se traspasó a hombres problemáticos como Juanfran y Nosa, salieron de la plantilla cedidos Braian y Cedrick… Y no llegó el central anunciado y esperado por todos para elevar el nivel de su defensa y se quebró la marcha de Chuli, los dos lunares en la planificación. También fue discutible la renovación de Perquis. La continuidad de Jordi sólo estaba en manos del futbolista. En todo caso, aún puede solucionar el refuerzo con algún jugador que esté en paro. El Betis tiene una plantilla, a decir de los expertos y los rivales, muy superior en la Liga Adelante. Por lo pronto, algunos de sus oponentes ni siquiera llegan a las veinte fichas profesionales ocupadas (Osasuna, Zaragoza), por no decir de los nombres que han tenido que desprenderse. Un caso similar, como es Osasuna, por ejemplo, ha tenido que vender a futbolistas clave en su esquema como Andrés Fernández, Arribas, Cejudo u Oriol Riera, mientras que el Sporting traspasó a Scepovic a última hora, el Mallorca dejó salir a Hemed, el Valladolid a Javi Guerra o Rukavina, etc. Se explica con esto que en Segunda la vida es más dura y el Betis ha logrado mantener a lo que se consideraba lo mejor en el equipo y, quizás, de la categoría (Rubén Castro, Adán, Ndiaye, Lolo Reyes). Y que el control económico de la LFP afecta a todos por igual. El lunar, como decimos, es la no llegada del central esperado. Sobre todo porque Alexis se comprometió a ello y Velázquez lo solicitó abiertamente. El año pasado la zaga fue el gran problema con 80 goles encajados y merecía una revisión más profunda. El Betis lo intentó confiado en que a última hora podía conseguir alguna oportunidad inmejorable del mercado, esperó en exceso y perdió. Es un error de planificación, sí, pero no empaña lo hecho previamente. Porque el fiel de la balanza sigue en el lado de los aciertos, anteriormente expuestos (¿quién creía en junio que iba a llegar Ndiaye si hasta se criticó que el Betis no pagara los 4,2 millones de la cláusula de compra y finalmente ha llegado por mucho menos dinero?). Está claro que quienes ahora claman con dramatismo exagerado por la ausencia de esta pieza en la defensa contarán como argumentos propios los errores que puedan cometer los zagueros verdiblancos o, directamente, los goles que encaje el Betis aunque Perquis, Jordi, Bruno, Caro, Ndiaye o quien le toque no tengan nada que ver. Unos valorarán que estos jugadores no sirven, ni siquiera para Segunda, otros verán que con ellos el Betis lleva seis de seis. La planificación es un asunto de debate cada temporada a estas alturas. Se emiten pronósticos que luego se esconden por erróneos o se airean por acertados. La realidad la dará el terreno de juego y si el Betis, con esta plantilla, es capaz de cumplir su obligación ineludible de regresar a Primera.

 

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: La Ertzaintza entra de oficio contra los ultras que agredieron a una persona en Bilbao https://t.co/1ZPTCXb47H #Betis - 3 mins ago