Ceballos se lamenta en el partido ante el Deportivo (Foto: J. J. Úbeda)
Ceballos se lamenta en el partido ante el Deportivo (Foto: J. J. Úbeda)

La renovación

Las secuelas de la larga negociación con Ceballos han de solucionarse si acaba sellándose el acuerdo
Por  11:01 h.

Las eternas negociaciones para la renovación de Dani Ceballos dejarán un poso amargo pase lo que pase. Heridas y heridos por el camino que veremos cómo cicatrizan y se sanan. Si es que eso sucede. Con el acuerdo a punto de caramelo y sólo pendiente de que una parte cumpla su palabra (algo que, dado los precedentes, no es baladí) el tira sin afloja por parte del jugador y sus agentes y la debilidad institucional y cierto exceso de confianza del club durante mucho tiempo han provocado que las posiciones hayan ido más allá de las puras y duras de un diálogo para alcanzar a un acuerdo beneficioso para ambos y ahora cualquier cosa que acontezca tendrá aristas que deberán ser limadas en el presente más inmediato. Dibujemos algunos escenarios posibles. Renueva con las importantes cantidades que le ofrece el club, si de inmediato tuviera una mala actuación (posible en cualquier futbolista a estos niveles) la grada se le echaría encima recriminándole el salario acordado; si su partido fuera muy bueno habría quien dedujera como envés que hasta que no ha conseguido asegurarse la soldada no ha querido rendir y se abriría la puerta, si es sostenido este notable nivel, al siguiente culebrón: ¿cuándo se marchará? Si el acuerdo no se concreta ya cualquier cosa puede suceder y pocas en el plano positivo, al menos de relación social con el club que tanto quiere Ceballos y que tanto le sigue queriendo a él pero ya con menos unanimidad. Porque el utrerano ha tenido la oportunidad de situarse en un pedestal para los seguidores verdiblancos: joven, hecho en la casa tras abandonar abruptamente la cantera del eterno rival, trascendental en el ascenso tirando del equipo, con gestos de rabia y amor por los colores como los puñetazos de Lugo, con una luz propia entre la oscuridad tras el descenso… Porque Ceballos tiene un futuro impresionante que en Heliópolis quieren vivir en primera persona y no lamentarlo desde la lejanía. No siempre sale un futbolista así de una cantera. Pero la gestión general dejará secuelas. Su agencia está cerca de conseguir las cantidades a las que aspiraba pero no todo es el dinero, puesto que el cariño de los béticos ahora tendrá que volver a ganárselo sobre el campo y romper esas reticencias que ha dejado todo un año de regates, quiebros y amagos fuera del terreno de juego.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @redacciones: @bieitorubido No se puede ser más elegante 👇 https://t.co/yWLNZabRL5 - 3 horas ago