Ojo al dato

Por  13:20 h.

Chaparro: 14 puntos de 21 posibles. ¿Quién da más? En la incomprensible realidad paralela en la que se convierte el fútbol tan cierto es que todos los que estuvieron bajo las órdenes de Cúper defendían su manera de trabajar a pesar de que sobre el terreno la imagen fuera pésima, como que la labor del trianero como salvador de una causa desamparada es indiscutible. Providencial Chaparro para un grupo otrora desanimado y hoy con fe como para mover montañas clasificatorias. El dato está ahí. Son números y mucho más. Es una estadística que da tranquilidad pero que también debe invitar a la reflexión, a la paciencia, a una mirada atrás, a la mesura.

Y es que con esta media digna de equipo de Liga de Campeones, a los mismos que hace dos semanas estaban haciendo cuentas para salir del pozo les entran ganas de soñar con las posibilidades de acometer objetivos mayores dado el estado actual de atasco clasificatorio en la zona media. Todos hermanados en pocos puntos y muchos objetivos por dilucidarse. Si el Betis le gana al Deportivo ya comenzarán a salirle las cuentas a varios que comienzan a pensar más en el Español o el Racing que en alejarse definitivamente del pozo. Quizás sea una meta lícita en el mundo de ilusiones que genera el fútbol, sobre todo después del sufrimiento vivido en los últimos tiempos, pero también puede ser el primer paso para una frustración innecesaria en una temporada en la que los béticos han conseguido una calma increíble tras el temible arranque y no tienen que hacer más que certificar esa merecida tranquilidad.

Por todo ello, Chaparro no deja escapar el verbo sufrir de su discurso. Sabe que será así, aunque también deja asomar una media sonrisa cuando su equipo juega como en Montjuic. El dato está ahí, ojo con él, pero sirve para que el bético disfrute de este respiro, para que vaya al fútbol con la calma que da verse en la zona media y saber que tiene un equipo que funciona y que va a más, pero con prudencia, con mesura.