Miguel Torrecilla y Poyet, en la pretemporada en Marbella (Foto: Agencia LOF/Carlos Guerrero)
Miguel Torrecilla y Poyet, en la pretemporada en Marbella (Foto: Agencia LOF/Carlos Guerrero)

Proyecto

Resulta incongruente que el Betis active ya el modo autodestructivo que no funcionó en las campañas precedentes
Por  21:40 h.

Cuando en la primavera, Ángel Haro y José Miguel López Catalán fueron a contratar a Miguel Torrecilla como director deportivo tenían en la cabeza la construcción de un proyecto. El salmantino iba a ser el encargado de confeccionar una plantilla y contratar a un entrenador, Gustavo Poyet, con unos objetivos determinados (media tabla el primer año y pretensión de asalto a Europa, en el segundo, por ejemplo). Han pasado diez jornadas para comprobar el estado de salud de este proyecto y no es tan bueno como se esperaba. Sin embargo, el plan no puede verse afectado por las expectativas sobrevenidas o las urgencias distorsionadas. Es evidente que, hasta ahora, el Betis no juega bien y que el grupo que dirige Poyet dista mucho de provocar confianza y emoción a los suyos pero dinamitar el proyecto a las primeras de cambio no tiene mucho sentido cuando la idea en el Betis es ser diferentes a lo que ha sucedido en las últimas temporadas, principalmente en la inestabilidad. Por ello, si no hay causas mayores, resulta incongruente activar el mismo método autodestructivo que en años precedentes porque ya se comprobó que no funcionó como se esperaba. Cierto es que el rendimiento deportivo no ha sido diferente al habitual del Betis en toda su historia, encadenando descensos, ascensos, media tabla y clasificación europea, y que sin duda ha afectado seriamente la provisionalidad (dos administraciones judicial y concursal, una deuda gigante, tensión social e incertidumbre accionarial) y un buen puñado de errores de los profesionales, pero caer en el drama y el histerismo cuando el proyecto acaba de arrancar resulta, como poco, desconcertante. Bien es verdad que un club ha de escuchar a su afición, y ésta, casi por unanimidad, dejó claro en el encuentro ante el Español que no quiere a su entrenador. En él y en los jugadores está darle la vuelta a la situación para evitar que el proyecto se resquebraje a los primeros pasos.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
Crítica y exigencia, toda la del mundo. Pero con mesura, cabeza. Ni Setién antes había inventado el fútbol ni ahora… https://t.co/PjfIv3ooud - 8 horas ago