Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver se saludan tras pactar la compraventa (Foto: Raúl Doblado)
Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver se saludan tras pactar la compraventa (Foto: Raúl Doblado)

Todos

El acuerdo con Lopera y Oliver parece tan cercano que los béticos no pueden desaprovechar la oportunidad
Por  18:38 h.

Manuel Ruiz de Lopera, y después Luis Oliver, tuvo hace unos años la enorme capacidad de unir al beticismo. Una empresa nada fácil y por la que se recordará en los libros de historia verdiblanca. Lo hizo, eso sí, contra su voluntad. Logró que se armara un ejército de gente de todas las visiones y opiniones dispuesta a desalojarle del poder, de aquel sillón (y busto) que tomó de aquella manera en el muy manido 92. Béticos que se dejaron la piel para apartar al enemigo común, béticos que ni soñaban alcanzar una meta que hoy parece, al fin, tan cerca. El Betis vive estos día una oportunidad única. Digo el Betis no como club, sino por lo que incumbe a toda su población, a todo su sentir, a todos los que viven esa fe futbolística. Después de años de lucha para desalojar a quien tanto daño hizo las puertas se abren para su salida. Las batallas siempre dejan heridos y las capitulaciones precisan de altura de miras, casi siempre por las dos partes. Casi nadie gana arrasando por mucho que le asista la razón. El enemigo común tiene levantada la bandera blanca y al Betis le ha llegado el momento de acabar con esta historia que tanto daño le ha hecho. Extirpar un mal no es un trabajo ni sencillo, ni corto en el tiempo, ni exento de secuelas pero cuando uno es consciente de lo que podría haber sido la sensatez se impone. Es evidente que el pacto propuesto no es perfecto, entre otras cosas porque ahora deja con dinero en los bolsillos a Lopera y Oliver, dos personajes que han dejado entre tinieblas al Betis, pero mucho menos del que podría esperarse si estuvieran realmente fuertes en su posición y de lo que hoy en día puede valer una entidad como la heliopolitana. El reparto posterior suscitará sus dudas y quizás haya fracturas internas pero siempre será mejor para cada facción discutir entre ellas que ante el implacable e insondable enemigo común. Y esto atañe a todos. Que nadie quede mal en esta foto porque el futuro será producto del diálogo siempre dentro de la lógica, tendente a un punto medio. Que la razón se imponga y los acuerdos se sellen de una vez. El Betis, después de tantos años, no merece ni siquiera la duda de poder caer de nuevo en manos de los condenados Lopera u Oliver. Puente de plata y los debates que se generen a partir de esa fecha que sean entre béticos de bien, que pueden tener diferentes visiones de su club pero que siempre querrán lo mejor en verde, blanco y verde y no exclusivamente para sí mismos.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @AFDLP: VÍDEO: Ángel Haro, a su llegada a Santa Justa: “Es un momento muy feliz” https://t.co/tMaJTT6cMl vía @AFDLP #Betis - 2 horas ago