Zozulia, en un entrenamiento del Betis (Foto: Raúl Doblado)
Zozulia, en un entrenamiento del Betis (Foto: Raúl Doblado)

Zozulia

Lo único que nos tiene que importar, en definitiva, es el futbolista, que no va a ser mejor o peor en función de su ideología
Por  17:47 h.

No sé qué pasa por la cabeza de Zozulia. No puedo poner la mano en el fuego por sus ideas políticas. Tampoco me importan, la verdad. Hablo con gente de Ucrania y me niegan que sea de ultraderecha. Hablo con el futbolista y hace lo propio. No tengo por qué no creerlo. Por suerte, tampoco tengo todos los datos para interpretar la realidad de Ucrania, un país en guerra. No soy capaz de ponerme en ese contexto con frialdad. En realidad, lo único que nos debe importar es si le da una patada a un bote. En este caso tampoco lo teníamos claro puesto que no ha demostrado mucho en el Betis. Esta polémica no le va a hacer mejor futbolista pero sí ha levantado corrientes de simpatía o antipatía, según el caso. Creo que mezclar política y deporte no es bueno. Nunca lo ha sido. Pervierte la visión que se tiene de los profesionales. Conozco a muchos deportistas y la mayoría son apolíticos. Y los que tienen ideas propias o adquiridas se mueven en un amplio espectro. Pero las callan porque su misión es convencer a la masa con lo que hagan en el campo, que es lo que da trascendencia a sus vidas. Lo que tengo claro es que Zozulia es un buen compañero y que no distingue de razas para abrazarse a Donk, gastarle una broma a Mandi o picarse con Joaquín. En Vallecas han decidido ya todo sin ni siquiera preguntarle al chico, que quería hasta hablar con los radicales para explicarles su postura. Es la opción que han tomado los rayistas. Pierden a un delantero que puede ser necesario mientras defienden sus ideales con mayor o menor acierto. Es su responsabilidad. Mientras, Zozulia sufre y piensa. Su imagen ya está condicionada. Él mismo contribuyó a ello con su implicación en una situación difícil en su país. Fue su error o su acierto, depende de quién lo mire. La suerte de estar en democracia es poder defender que cada uno tenga sus ideas pero también insistir en que éstas no han de afectar al derecho a ejercer su profesión, sobre todo cuando no afectan a aquello de meter un gol. Para unos es un demonio y para otros, una víctima. Para mí, Zozulia es simplemente un futbolista.

Mateo González

Mateo González

Jefe de Sección de Deportes en ABC de Sevilla
Mateo González

@Matglez

Periodista / Journalist. Jefe de Deportes de @abcdesevilla, @AFDLP y @Orgullo_Nervion RT no significa estar de acuerdo
RT @abcdesevilla: La portada de ABC de Sevilla del domingo 23 de abril de 2017 | https://t.co/9KthdGbs33 https://t.co/uGhrAL1AOA - 3 horas ago