El CEDD hizo justicia

Por  14:48 h.

El Comité Español de Disciplina Deportiva ha dejado la sanción al Betis por los sucesos frente al Athletic en lo menos que se despacha: un partido de clausura del Ruiz de Lopera. Nada objetar pues aunque seguimos manteniendo que los clubes no pueden ser responsables de lo que haga un analfabestia, algo hay que hacer para castigar la barbarie que llevó a la suspensión del partido. El comité, dependiente del Consejo Superior de Deportes y no de la Federación, ha valorado muy positivamente la actuación de los aficionados béticos el día de autos. Y debe ser así, debe tener recompensa tal actitud, pues es la única manera de conseguir erradicar de las gradas a los energúmenos. La próxima vez lo mismo detenemos la mano del agresor justo antes de lanzar lo que sea al terreno de juego.

La decisión del máximo órgano de justicia deportiva española es una nueva bofetada a los comites de competición y de apelación, que ven rebajada una vez más su credibilidad, ya a la altura de las suelas de los zapatos. Su enfermiza propensión a ajusticiar a los clubes de provincias mientras se mira para otro lado en los desmanes de los grandes, al menos tienen el freno de los estamentos superiores, que no actúan bajo los criterios impuestos por Villar y sus tétricas delegaciones federativas.

Será frente al Valladolid cuando se cumpla la sanción y el derbi contra el Sevilla tendrá el escenario que se merece, el del coliseo verdiblanco. Hubiese sido humillante para el fútbol sevillano que su gran fiesta deportiva se celebrara en el destierro. Pero no se olvide que la guerra a los violentos continúa y que el Betis menos que nadie, por la frecuencia de lanzamientos al césped, debe bajar los brazos.

Redacción

Redacción