Fabián celebra el 0-1 en el derbi Sevilla-Betis
Fabián celebra el 0-1 en el derbi Sevilla-Betis

Fabián, tanto más importante ido, que presente

No hay otra forma de progresar y de incrementar la calidad media de un plantel que vender bien y comprar luego jugadores revalorizables a buen precio
Por  10:06 h.

Le ha faltado un año, doce meses más de competición, acaso un puñado de partidos en Europa con el Real Betis que sumar a los que juega con la sub 21, porque de haber sido entonces el Mundial, y no pasado mañana, Fabián Ruiz Peña, cosecha del 96 de la denominación de origen Los Palacios y Villafranca, habría sido probablemente uno de los elegidos por Julen Lopetegui para la cita mundialista, como lo va a ser en Rusia el atlético Saúl, por ejemplo, un coetáneo del que sólo le separa la notoriedad mediática. Lorenzo Serra Ferrer reconoció hace unos días que en el Betis se sabe que Fabián es objeto de deseo por un ramillete de clubes. Dirán que nada nuevo bajo el cielo de los Bermejales, al hablarse de ello desde comienzo de la temporada, pero sí era oportuno el refrendo porque el jugador duplicó su cláusula de rescisión con su renovación y el interés por él se ha quintuplicado desde entonces. En Europa pocos jugadores como el palaciego va a haber en el mercado estival.

Unas palabras esteriotipadas del chico acerca de su deseo de jugar en el Betis muchos años ha servido a algún obseso del clic para inventarse un problema. Se ha dicho, y ya corre al trote por internet, que a Serra se le desencajó el bigote al conocer que Fabián no quiere salir del club en junio, con lo que a la entidad heliopolitana se le haría la puñeta porque contaba con el dinero que se ingresaría por él para conformar la plantilla de la 2018-19. Puro fake. Ni el Betis necesita desprenderse del jugador, ni este va a desaprovechar la oportunidad de pegar el pelotazo llegado el caso. Eso sí, vender bien y comprar luego joven y con proyección a buen precio es el axioma sobre el que se sustenta la actividad de una dirección deportiva moderna que no sea la del Real Madrid, Barcelona o Atlético, tan fáciles de chequeras. No hay otra forma de subir en el escalafón, de aumentar la calidad media de un plantel, de soñar con gestas deportivas. Los ingresos por televisión, los traspasos y Europa forman parte de la trinidad básica para el progreso de las entidades. Fabián, como otros de acertarse en la política deportiva, será importante en la historia bética tanto más ido, que presente.

 

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla