Pau López (Foto: Reuters).
Pau López (Foto: Reuters).

Pau López, una apuesta neutra pensando en el futuro

Del acierto en la elección de los que habrán de interpretar un sistema u otro dependerá que Joaquín pueda cumplir su deseo de luchar por un título antes de su retirada
Por  11:17 h.

En los despachos también se juegan partidos. Algunos mucho más importantes de los que se disputan en el césped, porque no son sólo tres puntos los que se dilucidan, sino un importante ahorro de tesorería o el futuro devenir deportivo de la entidad, por ejemplo. Lorenzo Serra Ferrer los juega a diario desde que llegó a la vicepresidencia del Real Betis Balompié con el encargo de construir sobre el manquepierda un proyecto ganador. El último duelo se lo adjudicó el balear. Como informaba ayer nuestro siempre bien informado Mateo González, Pau López, guardameta del Español, será integrante de la plantilla bética hasta 2023. Joven, bueno y razonablemente barato dada su condición de lo que los norteamericanos llaman agente libre y que aquí denominaríamos «todo-para-él».

No es el fichaje del portero un indicio del nivel de consenso que deben alcanzar Quique Setién y el responsable técnico para la planificación de la próxima temporada. Que el aún jugador españolista tenga buen manejo del balón con los pies no quiere decir nada, porque en el fútbol de hoy dominar esa faceta es algo obligado, sea conservador o valiente el entrenador. De hecho, con la temporada aún por echarle la raya y hacer la cuenta, no está claro el modelo de sistema a implantar.

La defensa con tres centrales puesta en práctica por Setién en los últimos partidos se ha interpretado por algunos como una cesión del cántabro a la tesis de Serra, defensor en público de subordinar la apuesta por el ataque a una razonable solidez defensiva. El resultado ha sido disminuir drásticamente la media de goles encajados a costa de frenar la estadística de convertidos. Para abundar en esta filosofía y que sea asumible es necesario aumentar la rentabilidad del gol propio, algo mucho más fácil de decir que de conseguir, pero que el hoy vicepresidente deportivo ya logró en su época en el banquillo, cuando sus ratios de tantos marcados/puntos fueron, salvo en su última temporada, la 2005-06, estupendos. Del acierto en la elección de los que habrán de interpretar un sistema u otro dependerá que Joaquín pueda cumplir su deseo de luchar por un título antes de su retirada.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla