Celebración por parte de los jugadores del Betis del tanto ante el Eibar. Foto: LaLiga
Celebración por parte de los jugadores del Betis del tanto ante el Eibar. Foto: LaLiga

El supertráiler bético, imparable hacia Europa

Ya nadie cuestiona los sistemas de Setién ni su apuesta por un juego valiente, ya no le pedimos que sea amarrategui, ese baldón con nombre de leñero vasco
Por  11:05 h.

Cuatro de cuatro. Con tracción en todas las ruedas; nada de once, cercanas a veinte entre antiguas, nuevas y de repuesto. Más las pinchadas. A este supertráiler verdiblanco a ver quién es el guapo que lo adelanta. Menos quién lo para. Por largo, veloz, potente y fiable, que los tiempos de recién salido de fábrica, hasta el punto de parecer haber sido diseñado por Fernando Alonso, ya están lejanos en la memoria. Ahora no se detiene ni para repostar, que la inercia le va a permitir ponerse en Europa sin necesidad siquiera de estirar las piernas. Aquí lo único que se estira son las distancias con quienes le ven la matrícula. Con Quique Setién al volante y Serra Ferrer de copiloto evitando cualquier error en la interpretación del gps, el Betis va dejando rivales en la cuneta.

La fortaleza del equipo en este tramo final de temporada es una buena noticia para el beticismo, sí, pero también para el fútbol. Porque era el fútbol con mayúscula, ese que trata de aunar espectáculo y resultado, el que se cuestionaba. El Betis no siempre lo consigue, cierto, pero lo intenta, y es en esos intentos (impresionante Barragán, convertido en asistente jartible) donde se fraguan goles como el que dio el triunfo en Getafe o sentenció el marcador frente al Éibar. Ya nadie cuestiona los sistemas de Quique Setién ni su apuesta por un juego valiente, ya no le pedimos que sea amarrategui, ese baldón con nombre de defensa leñero vasco para los que gustamos de algo más que la patada al balón.

Y mientras el equipo marcha hacia su objetivo con la quinta puesta y la bocina pidiendo paso, en la dirección deportiva se tiene medio trabajo hecho para la próxima temporada. Pau López, Inui y, dicen por San Sebastián, Canales, andan mirándose al espejo para ver cómo les queda el verde. Me da que Serra está atando a lo que sabe necesario para aumentar el nivel medio de la plantilla a un coste barato, para luego, con la clasificación europea conseguida, echar el resto, en cantidad y calidad, para que a Setién se le quiten las preocupaciones de afrontar tres competiciones con un proyecto que él creía aún por solidificar y ya va camino de pétreo, que no Petros.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla