Pancarta en la ciudad deportiva del Rayo Vallecano en contra del fichaje de Zozulia (Foto: @UnionRayo)
Pancarta en la ciudad deportiva del Rayo Vallecano en contra del fichaje de Zozulia (Foto: @UnionRayo)

Antiviolencia y el caso Zozulia

"Lo que faltaba ya es que los ultras mandaran en el fútbol hasta el punto de que sean los que aprueben o no los fichajes de los clubes"
Por  18:10 h.

El fútbol es un deporte que cada vez tiene menos valores. Es así de triste pero es una realidad. Y sólo hace falta irse al último caso de actualidad para darse cuenta de ello. Resulta que Roman Zozulia, jugador que fichó en verano el Betis, cerró ayer su cesión al Rayo Vallecano ante la falta de minutos en Heliópolis, pero el jugador apenas ha tardado unas horas en abandonar la disciplina rayista. Y hay tres culpables principales para ello. El primero, los medios de comunicación. No todos, pero sí muchos. Nos toca hacer autocrítica porque no vale con disculpase cuando uno se equivoca. En verano un medio publicó una noticia llena de incorrecciones en la que se acusaba a Zozulia de neonazi y otros muchos se hicieron eco de ello. El segundo culpable es el grupo ultra del Rayo Vallecano. Los Bukaneros son de extrema izquierda y, por tanto, defienden que no quieren a un nazi en su equipo. El problema es que Zozulia no es neonazi, como se le ha acusado, sino nacionalista, porque lo que viene a defender el ucraniano es a su país tras una guerra con Rusia. Pero dejemos a un lado el tema político porque éste nunca debería aparecer alrededor del fútbol. Y el tercer culpable, y el cual debe asumir las consecuencias, es el Rayo Vallecano.

Los madrileños quisieron fichar a Zozulia. Y siguieron adelante con la cesión a pesar de las presiones de sus ultras. Pues bien, esta mañana han cambiado de opinión, no quieren más problemas después de que hayan aparecido pintadas y pancartas en contra del ucraniano. La solución adoptada por el Betis no ha sido otra que acoger al futbolista, aunque no puede volver a jugar con la camiseta verdiblanca. La solución para los ultras y para el Rayo Vallecano debe llegar con Antiviolencia. Estamos hartos de escuchar que hay sanción y mano dura por insultos, cosa que me parece bien, pero aquí estamos hablando de que una persona se va a quedar sin poder realizar su trabajo por las amenazas de unos ultras y la poca profesionalidad del Rayo Vallecano. Ahí sí que debería entrar Antiviolencia de oficio. Lo que faltaba ya es que los ultras mandaran en el fútbol hasta el punto de que sean los que aprueben o no los fichajes de los clubes.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Siendo de Ramos a muerte, creo que hoy se equivoca tanto auto expulsándose como con los gestos de después. A Piqué lo hace más feliz así - 2 horas ago