Imagen del gol de Pezzella ante el Everton (Foto: Reuters)
Imagen del gol de Pezzella ante el Everton (Foto: Reuters)

Betis: por la senda del buen camino

Todavía quedan casi veinte días para perfeccionar y ajustar el buen trabajo hecho en Marbella y Alemania
Por  11:19 h.

Con el conocimiento de que al final en el fútbol son los resultados los que marcan el devenir de los equipos, lo cierto es que a día de hoy se puede decir que el Real Betis tiene buena pinta. No debe servir esto para lanzar las campanas al vuelo ni para creer que ya está todo hecho, claro que no, pero durante todo el verano se han ido dando pasos en el camino correcto y, aunque faltan cosas por retocar, las sensaciones que desprende el conjunto verdiblanco son positivas. El Betis tiene trabajo por delante y, además, todavía faltan por llegar entre dos y tres fichajes, pero el trabajo realizado desde la dirección deportiva y el banquillo comienza a dar sus frutos. Más allá de los resultados, los cuales han sido positivos en su práctica totalidad, lo más importante es ir viendo cómo los jugadores van asumiendo las ideas de Gustavo Poyet y las nuevas formas de trabajo.

Porque en Heliópolis las cosas han cambiado bastante. Tanto en la planta noble como sobre el terreno de juego, Miguel Torrecilla aceleró todo lo que pudo el trabajo de la planificación y Gustavo Poyet tuvo a su disposición a un gran porcentaje de la plantilla definitiva el 7 de julio, el día marcado para la vuelta al trabajo. Eso ha ayudado a que el grupo se conozca antes, a que se pueda trabajar en condiciones y a que el técnico tenga prácticamente definido su once tipo para el inicio liguero del 20 de agosto ante el Barcelona.

Y es que con el trabajo del director deportivo prácticamente finiquitado -faltan un pivote defensivo y un central-, el turno ahora es para Poyet. El uruguayo, en los veinticinco días que van de pretemporada, ya ha demostrado tener las cosas muy claras. Ha cambiado bastante la forma de trabajar del primer equipo. Para empezar, el aspecto físico es fundamental para él, de ahí que durante estas dos primeras etapas del verano Marcos Álvarez haya tenido casi más protagonismo que el propio técnico. Los jugadores tienen las piernas cansadas y eso se nota en los partidos a la hora de intentar cosas, pero reconocen que las mejoras en esta parcela van a ser muy importantes durante la temporada. Luego está la forma de jugar. El año pasado el Betis era muy plano. Tanto, que en la mayoría de los partidos jugó a que Adán parara todo lo que le llegara y Rubén Castro pudiera cazar alguna arriba. Al actual todavía le falta por limar algunos aspectos, pero Poyet tiene claro que el Betis debe ser protagonista. El dominio del balón, la circulación del mismo, la verticalidad y la velocidad por las bandas son las señas de identidad de este equipo, aunque todavía queda perfeccionar cada una de ellas. Eso sí, hay fondo de armario para ello. El técnico tiene a varios jugadores de nivel en casi todas las posiciones, de modo que en los veinte días que quedan para el comienzo de la Liga hay tiempo para ajustar las piezas.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Chapeau por Setién. Otro sacaría pecho, pero él prefiere hacer autocrítica. Fundamental para seguir creciendo https://t.co/AO13w5NG2q - 5 mins ago