Rubén Pardo y James disputan un balón ante Mateu Lahoz
Rubén Pardo y James disputan un balón ante Mateu Lahoz

Contundencia contra los árbitros

Es imposible que los árbitros no vean cómo un jugador se lleva por delante a otro, de modo que la explicación no puede ser otra que Mateu no quiso pitar falta
Por  13:16 h.
Odio que el árbitro sea el protagonista en el fútbol. Que quede claro desde el principio. Por eso no me gustó que el Betis se excusara la semana pasada con el tema de Álvarez Izquierdo. El penalti pitado en La Coruña fue, por más que no se suela señalar. Si un jugador le da con el codo a otro en la cara es falta. Y no hay más. Así que fue muy triste que la entidad, a través de sus medios oficiales, dedicara gran parte de sus programas a hablar de una especie de persecución arbitral para intentar justificar la mediocre temporada que lleva. Eso sí, cuando ocurre algo como lo de ayer en el Santiago Bernabéu hay que alzar la voz. Y es que lo que hizo Mateu Lahoz fue queriendo, con intención.
Un árbitro puede equivocarse en un fuera de juego, de hecho muchas veces no somos capaces de decir si era o no después de varias repeticiones. También puede errar en un penalti que haya en una jugada rápida en la que el balón salga con una trayectoria extraña. Incluso los árbitros pueden fallar a la hora de no conceder un gol fantasma. Pero Mateu Lahoz vio ayer cómo Keylor Navas derribaba a Brasanac. Lo vio él y todo el Santiago Bernabéu, que murmuró con asombro por el claro error del portero y el colegiado. Es imposible que los árbitros no vean cómo un jugador se lleva por delante a otro, de modo que la explicación no puede ser otra que Mateu no quiso pitar falta porque eso hubiera supuesto la expulsión y, por consiguiente, se le hubieran puesto las cosas más complicadas al Real Madrid para prácticamente sentenciar LaLiga. Y cuando ocurren cosas así hay que decirlas altas y claras, con contundencia y cargando contra todos los que mandan en el fútbol español. Dani Ceballos fue el que marcó la línea y, aunque López Catalán se quejó, hoy debe volver a salir el club, con su presidente a la cabeza, pidiendo una sanción ejemplar para Mateu Lahoz. Nevera por mucho tiempo, ya que el Betis tampoco va a conseguir cambiar lo que lleva ocurriendo durante toda la vida en el fútbol español, que no es otra cosa que el Real Madrid y el Barcelona son los equipos que siempre acaban las temporadas más beneficiados por los árbitros que perjudicados. El Betis no va a arreglar la temporada por quejarse, pero esta vez sí debe hacerlo porque ni mucho menos se trata de una excusa.
Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Ya he recogido mi dorsal para la #carreraAficiones17. Me da que mi posición no se va a corresponder con el número d… https://t.co/nhVM5AkIPB - 13 mins ago