Ceballos, en el Betis-Las Palmas (Foto: J. M. Serrano)
Ceballos, en el Betis-Las Palmas (Foto: J. M. Serrano)

Un día para desnudar a Poyet

Ahora Víctor tiene la misión de darle continuidad a lo que se vio el viernes
Por  15:02 h.

El bético, cansado de todo lo que está viviendo en los últimos años, es muy dado a agarrarse a un clavo ardiendo para pensar que, por fin, se va a acabar su hastío. Ojalá sea así, pero lo cierto es que, de momento, sólo ha pasado un partido y por eso hay que hacer los análisis con mesura. Los verdiblancos, con Víctor Sánchez del Amo al frente, demostraron varias cosas. La primera, y más importante, que había equipo para más. Repetimos, no hay que lanzar las campanas al vuelo, pero el nuevo técnico tiró de lógica e hizo muchas de las cosas que se reclamaban desde todas las partes y, al menos, se vio un plan. Mejor o peor, pero por fin el Betis tuvo una idea. Han tenido que pasar doce jornadas para que el aficionado bético supiera a qué jugaban a los suyos. En este caso, a estar bien armados atrás, a presionar mucho en la medular y a intentar crear peligro con los jugadores de la plantilla que más calidad tienen.

Porque Víctor, al contrario de lo que venía haciendo Poyet, no inventó. Nada de experimentos. Reforzó la defensa, tiró de jugadores defenestrados y puso sobre el terreno de juego a los que todo el mundo piensa que son mejores. Es decir, hizo lo normal, y eso le sirvió para bloquear a un buen equipo como Las Palmas y, lo que es más importante, para sumar tres puntos vitales para no mirar hacia abajo y, sobre todo, pensar que se puede mirar hacia arriba. Ahora Víctor tiene la misión de darle continuidad a lo que se vio el viernes, aunque sin duda será más fácil tirando de jugadores que estaba olvidados. Y es que, viendo lo ocurrido ante Las Palmas, resulta incomprensible que gente como Bruno, Donk y, sobre todo Ceballos, no tuvieran minutos a lo largo de esta temporada. Nadie dice que a partir de ahora tengan que ser imprescindibles, pero sí que, ante tanta mediocridad en los partidos anteriores, podrían haber sido de la partida para intentar cambiar la dinámica. Aun así, hay muchas cosas que mejorar, tanto tácticamente como de rendimiento de jugadores. Y todos, desde el entrenador a la plantilla, pasando por el propio protagonista, deben hacer lo posible para recuperar al mejor jugador del equipo. Rubén Castro tiene que ver puerta lo antes posible, no siempre va a funcionar la pizarra.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Tomás Calero continúa en el Betis pero deja de ser el jefe de los servicios médicos https://t.co/Z0zOviqrBI … vía @RTV_Betis @AFDLP - 15 horas ago