Manuel Castaño llegó a la Junta General de Accionistas del 2016 acompañado de Javier Páez y José Antonio González Flores (Foto: J. M. Serrano)
Manuel Castaño llegó a la Junta General de Accionistas del 2016 acompañado de Javier Páez y José Antonio González Flores (Foto: J. M. Serrano)

Betis: el enésimo “no” al pasado

El bético no quiere volver a tiempos pretéritos pero eso no significa que Haro y Catalán lo estén haciendo bien
Por  14:01 h.

El bético volvió a hablar. Lo hizo el 30 de diciembre en una junta de accionistas que dejó bastantes cosas claras. La primera, y quizás la más importante, es que no hay nadie, a excepción de los que tienen intereses personales, que quiera una vuelta al pasado. Manuel Ruiz de Lopera, Manuel Castaño y Luis Oliver volvieron a palpar, de primera mano, que la afición verdiblanca, en este caso los accionistas, no los quieren. A ninguno. Se llame como se llame el proyecto o, más bien, vaya enmascarado como vaya enmascarado. Y eso que esta vez el bético sí ha sido crítico. Mucho. A nadie se le escapa que la situación deportiva de los de Heliópolis, que al fin y al cabo es la que importa de verdad, no sigue los pasos previstos, de ahí que Ángel Haro y José Miguel López Catalán tuvieran que escuchar alguna que otra reprimenda. Aun así el seguidor del Betis tiene claro que bajo ningún concepto quiere dentro del club a los que casi lo aniquilan.

Por eso ahora las dos partes deberían ser consecuentes. Lopera y sus adláteres, dejando paso a los que están o a los que llegarán. Lógicamente, mostrándose críticos, si así lo consideran oportuno, pero sin tácticas del pasado más oscuro de la entidad. Haro y Catalán, por su parte, deben reflexionar sobre lo ocurrido. Como dijo el presidente a la conclusión de la junta de accionistas, el bético no quiere volver al pasado, pero eso no significa que ellos lo estén haciendo bien. De hecho, no está siendo así. El presidente y el vicepresidente deben hacer autocrítica y entrar en razón de una vez para darse cuenta de que lo importante es la pelotita. Que el baloncesto, el fútbol sala o las obras del Gol Sur están muy bien, siempre y cuando el primer equipo crezca, algo que ahora mismo no está ocurriendo. Y deben centrarse en ello porque, a poco que aparezca una nueva vía, van a terminar saliendo del club. La soberbia no debe ser la respuesta nunca, ya que así es imposible crecer.

De este modo, ahora los pasos están claros. Acertar en el mercado invernal tras errar demasiado en el veraniego, seguir mejorando las estructuras deportivas y dejar de una vez de colocar dentro de la entidad a gente que no está capacitada en otras áreas. Sólo así el Betis se colocará en el sitio que merece, que debería ser siempre luchando por entrar en Europa. Sin ningún tipo de excusa.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
@elpady ¿Estás seguro de que tus alumnos no te lo hacían...? - 4 horas ago