Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional
Javier Tebas, presidente de LaLiga

Ni LFP ni homenaje en Villarreal

Ante el maltrato, dignidad
Por  18:27 h.

El Betis va a bajar a Segunda división por deméritos propios. Nadie puede utilizar ningún tipo de excusa para decir lo contrario. La planificación de la temporada fue nefasta por diferentes motivos y el resultado no puede ser más contundente: colista y prácticamente desahuciado. Hasta ahí, todos estamos de acuerdo. Pero además al club bético lo están maltratando en otros aspectos. El más reciente ha sido en el apartado arbitral. La actuación de Gil Manzano no tiene explicación ya que los errores fueron numerosos y siempre en la misma dirección. Habría mucho que escribir sobre el estamento arbitral, porque todos sabemos que cuando se trata de equipos que no son el Barcelona y el Real Madrid el ninguneo es importante, pero eso será en otro artículo. La pésima actuación de ayer no es la única en la que ha sido perjudicado el cuadro bético, que quizás podría tener unos cuantos puntos más si no llega ser objeto de otros errores, pero que ya hemos dicho que va a bajar (salvo milagro) por sus propias equivocaciones. Y, como nada puede solucionar ya el desaguisado hecho por el colegiado extremeño, veo normal que el Betis quiera utilizar su derecho al pataleo. Tampoco servirá de nada a nivel de los organismos que rigen el fútbol español (LFP y RFEF), pero sí que disminuirá el pisoteo a su dignidad. Por tanto, me parece bien que los verdiblancos se hayan negado a ir a la convocatoria de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). Es más, debido a que Tebas ni siquiera contó con la opinión del Betis para el cambio de horario del partido ante el Villarreal, tampoco debería saltar al césped hasta que no terminara el homenaje previsto para la afición de Castellón.

 

Ya está bien de que la LFP haga y deshaga a su antojo y de que se ría de los equipos no tan grandes como el Barcelona y el Real Madrid. Y, lo que es más importante, ya está bien de seguirle el juego. El Betis no ha acudido hoy a una convocatoria de este organismo y también tiene previsto hacer lo mismo con una segunda cita organizada por la LFP. A Tebas esto no le importará en absoluto, pero Miguel Guillén no se sentará, al menos, para reírle las gracias. Y lo siguiente que debe hacer el presidente bético o la persona que le suceda es luchar contra la lamentable organización que rige el fútbol español. De nada vale llorar (con razón) por el maltrato arbitral, por los horarios y demás cosas, si luego todos los equipos ‘pequeños’, no sólo el Betis, votan a favor de los que mandan. Ver al Barcelona y al Real Madrid suele ser más divertido que hacer lo mismo con el resto de equipos, pero para que estos dos puedan jugar les hacen falta que el resto de ninguneados por la LFP también lo hagan. Ante el maltrato, dignidad. Algo es algo.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Siendo de Ramos a muerte, creo que hoy se equivoca tanto auto expulsándose como con los gestos de después. A Piqué lo hace más feliz así - 6 horas ago