La afición, animando en el Betis-Mirandés (Foto: J. J. Úbeda)
La afición, animando en el Betis-Mirandés (Foto: J. J. Úbeda)

Pitos de exigencia en el Betis

"Desde las victorias todo es más fácil, así que ahora la exigencia debe pasar de la grada al terreno de juego"
Por  12:03 h.
Llegó el descanso del Betis-Mirandés y en La Sexta se sorprendieron por el hecho de que la afición verdiblanca despidiera a los suyos con pitos (también dijeron que Jordi Figueras no suele fallar), a pesar de ir ganando por 1-0. No lo terminaban de comprender los narradores, pero en mi opinión tampoco es que hubiera que sorprenderse. La pitada al Betis estaba más que justificada. Sí, lo importante es ganar porque así llegan los puntos y los puntos dan el ascenso. Correcto, todos de acuerdo en este punto. Pero en este caso no da igual el cómo. Porque el Betis, que nunca debería estar en Segunda división, tiene la obligación de estar entre los dos primeros durante toda la temporada y, además, conseguirlo desplegando un juego atractivo. Para ello tiene el mayor presupuesto de la categoría y a jugadores de Primera como a Rubén Castro. Por tanto, los pitos de la afición no fueron de protesta por el mal año anterior ni porque ahora no salgan las cosas (con las dos victorias consecutivas el Betis ya está mirando hacia el liderato), sino de exigencia. Ésa que nunca debe desaparecer para que las cosas siempre vayan a más, a mejor.
Y es que el bético, que como dice Julio Velázquez quiere ver a su equipo ascender en junio, también está en su derecho de pedir una mejoría en los suyos. El seguidor del Betis, como es lógico, quiere sentarse en su asiento del Villamarín o el sofá de su casa y saber a qué juega su equipo. Quiere conocer el patrón impuesto por Velázquez, más allá de que le toque jugar a Ndiaye o a Lolo Reyes, a Molina o a Rennella. El bético, que no es tonto, está feliz con los puntos que van llegando, pero ve la realidad y sabe que casi todo se debe a Rubén Castro. Y sí, para eso está el canario y para eso el Betis le paga el gran sueldo que tiene, pero no está de más buscar variantes, porque Rubén Castro faltó en gran parte de la temporada pasada y ya sabemos lo que ocurrió. Desde las victorias todo es más fácil, así que ahora la exigencia debe pasar de la grada al terreno de juego.
Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Siendo de Ramos a muerte, creo que hoy se equivoca tanto auto expulsándose como con los gestos de después. A Piqué lo hace más feliz así - 2 horas ago