Rubén Castro, a su llegada a Sevilla tras su periplo por China (Foto: María José López)
Rubén Castro, a su llegada a Sevilla tras su periplo por China (Foto: María José López)

Rubén Castro, un problema

Que el mayor goleador de la historia de un club vuelva cinco meses después de salvarte (con sus goles) por enésima vez nunca se puede ver como algo negativo
Por  9:43 h.

El parón liguero, la falta de fútbol, da para que se hable más de otros asuntos que no están tan relacionados con el día a día de los equipos. Y eso, entre otras cosas, es lo que ha ocurrido desde el jueves pasado con el caso de Rubén Castro. El canario aterrizó en Sevilla tras su periplo en China y, aunque todavía no puede incorporarse a la dinámica del Betis, es cierto que estalló el debate: ¿Debe quedarse en Heliópolis a partir del 1 de enero? Y yo, más bien, haría la pregunta al revés. ¿Qué motivo hay para que no? Resulta que, desde algunos lugares -los mismos que ya intentaron sacarlo del club por su problema personal (quedó absuelto después) y que filtraban que Ceballos era un mal profesional para justificar su suplencia con Poyet, por ejemplo-, se dice que Rubén Castro va a ser un problema. Que con Sanabria y Sergio León haciendo goles, el canario no tiene sitio porque Quique Setién juega sólo con un delantero. Y sí, es cierto que el técnico cántabro suele alinear sólo a un punta y que no tiene intención de cambiar, como dijo el sábado pasado en estas mismas páginas, pero que el mayor goleador de la historia de un club vuelva cinco meses después de salvarte (con sus goles) por enésima vez nunca se puede ver como algo negativo.

¿Se imaginan al Barcelona diciendo que no quieren la vuelta de Neymar porque van líderes o al Real Madrid sin desear que la famosa BBC se ponga bien de una vez porque si no habría que decidir qué hacer con ellos, Isco y Asensio? Pues bien, Rubén Castro tiene la misma importancia, por lo que ha significado en el Betis, que los ejemplos puestos con los dos grandes del fútbol mundial. Por supuesto que, a priori, Sergio León y Sanabria partirían con ventaja por lo que vienen haciendo y que el canario empezaría como el tercer delantero, pero el fútbol da muchas vueltas y es surrealista que el Betis se esté siquiera planteando el poder dejar de contar con uno de los mejores ataques de LaLiga -ya quisieran muchos equipos a ese tridente-. Hay rachas que se cortan, lesiones que pueden aparecer y la intención de hacer las cosas bien en la Copa, más allá de que, lo mismo, el «24» se pone a entrenar y hace más goles que sus compañeros. Es decir, hay minutos para todos y una realidad: Rubén Castro sólo es un problema para los rivales.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Golazo de @AntoGriezmann - 14 horas ago