José Antonio Bosch, durante una rueda de prensa del Betis
José Antonio Bosch, durante una rueda de prensa del Betis

Tras Garrido, todavía queda herencia de Bosch

Heliópolis o Betislab son proyectos que han fracasado
Por  12:07 h.

Juan Carlos Garrido ya es historia en el Real Betis. Nunca debió llegar. Y no porque Pepe Mel lo estuviera haciendo bien, sino porque no era el indicado para una situación tan compleja. Decidió Bosch, ése que pregonaba no tener ni idea de fútbol pero que lo escogió dentro de una lista de 30 entrenadores. Algún interés tendría. Aunque eso no exime de culpa al técnico valenciano, que llegó como el inventor del fútbol, aunque de primeras ya parecía que iba a terminar saliendo sin saber lo que es el Betis, como al final ha ocurrido. No había que ser muy listo para saber que no iba a ver salir la Borriquita… De nada le ha valido a Garrido ir de prepotente y mirar por encima del hombro a mucha gente del club. Ahora sí podrá decir en su próxima presentación que viene de Sevilla. Presumir de haber estado en Bélgica no es la mejor carta de presentación, sobre todo si luego sobre el césped no sólo no mejoras a tu antecesor sino que lo empeoras con creces. Tampoco fue muy ético (será que se le pegó algo de su ‘padrino’ Bosch) que fuera quejándose públicamente de todas las parcelas del club, porque antes de eso hay que hacer autocrítica. Y, seguramente, en el futuro Garrido sabrá que de nada vale quejarse de filtraciones para tapar las que él mismo hacía a medios nacionales buscando que en Madrid hablaran bien de él. Su plan no le pudo salir peor. Pero como Garrido ya no pinta nada, en el plano deportivo sólo queda darle la bienvenida a Gabriel Humberto Calderón y desearle la mayor de las suertes. Éste no viene a buscarse un futuro mejor, sino que piensa en el presente. Estar en el Betis ya es un sueño para él, y dará todo por conseguir la salvación, aunque hay que ser realistas y saber que ésta ahora mismo es una utopía.

 

Pero los problemas del Betis no se ciñen sólo a la parcela deportiva. Todavía queda mucha herencia de Bosch, a pesar de la salida de Garrido. En el club están muy desencantados con la actitud del exconsejero (y próximamente, exadministrador judicial). No han gustado sus actitudes ni mucho menos los datos que se van conociendo con el paso del tiempo. Demasiadas elecciones a dedo. Muchos cargos de gran responsabilidad en personas que eligió directamente Bosch. Y, lo más importante, gente que ni mucho menos está trabajando bien ni haciendo funcionar al Betis. Porque no hay que conocer mucho al club para darse cuenta de que las lagunas existentes en áreas como la cantera, BetisLab o el departamento de comunicación son abismales. ¿Alguien es capaz de decir algo bueno de de José Millán, Joaquín Corrientes, Luis Fradua, Anselmo Ruiz o Mercedes Galindo? Porque si no es así, ya están tardando en dejar de pertenecer al Betis. El consejo tiene trabajo por delante.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Catalán y la continuidad de Rubén Castro: “Siempre le hemos apoyado” https://t.co/NriaTabsZl #Betis vía @O_Deportiva - 1 hora ago