Petros lucha con Krohn-Dehli en el derbi copero jugado en Heliópolis (Foto: EFE)
Petros lucha con Krohn-Dehli en el derbi copero jugado en Heliópolis (Foto: EFE)

Un Betis indigno

Desde el entrenador a la plantilla, pasando por la directiva, todos han quedado en evidencia
Por  10:17 h.
Así fue el Betis en la Copa del Rey. Indigno. Desde la alineación de un Pepe Mel que empieza dar síntomas de estar desquiciado, hasta el penalti de Rubén Castro, pasando por el esperpento realizado por una serie de futbolistas que demostraron no tener ni amor propio ni nivel suficiente para jugar en la élite. Porque el Sevilla, el rival del Betis en la tarde del miércoles, jugó andando y con eso le fue suficiente para prácticamente dejar resuelta la eliminatoria, ya que nadie da un duro por que el Betis la remonte. Indigno es que el bético sepa de antemano que su equipo no tiene nada que hacer y, lo que es peor, que acuda al campo diciendo “a ver cuántos nos meten”.
Indigno es que Pepe Mel, que se supone que tiene que mirar por los intereses del club, decida ponerle las cosas al eterno rival lo más fáciles posible. Y da igual que el objetivo sea la salvación y que haya que darle prioridad a la Liga, porque eso no existe, o no debería existir, cuando el Sevilla es el que está enfrente. El entrenador bético, del cual siempre he dicho que era la mejor opción para este tipo de Betis, parece haber bajado los brazos, y ya no sólo lo demuestra con declaraciones que así lo indican, sino con alineaciones como ayer.
Indigno es que la plantilla conformada tenga un nivel pésimo, porque si bien es cierto que Mel sacó a los menos habituales, lo aportado por éstos llegó a dar vergüenza ajena. La defensa del Betis del Día de Reyes podría pasar problemas hasta en Segunda división, y eso que en ella había dos fichajes con Piccini y Pezzella (el más caro de este verano). De Jordi Figueras y Varela, mejor ni hablar. Luego gente como Van Wolfswinkel es que directamente ni compareció. Y de ello tiene mucha culpa Eduardo Macià, porque a Mel se le podrá criticar muchas cosas y todos coincidimos en que se le podía sacar más rendimiento a lo que hay, pero también es cierto que el nivel de muchos jugadores, varios de ellos fichajes, es impropio para un equipo como el Betis.
E indigno es que la directiva no haya salido ya a pedir perdón. Los que están ahora, que eran los que estaban en el ascenso, no han parado de repetir que el primer objetivo era equiparar el club a la afición, y lo único cierto es que todavía sigue a años luz. Sin entrar a valorar en profundidad la temporada, centrándonos sólo en el derbi, lo de esta semana ha sido indigno. Desde cómo se ha llevado el tema de cobrar a los socios, pasando por la ampliación para activar los carnets, hasta el ridículo de sacar una oferta a última hora (la cual consiguió que hubiera más sevillistas en el campo) y las tonterías realizadas (himno y cancela) una vez terminó el encuentro. Espabilen todos. Tomen decisiones todos. El bético no merece un Betis indigno.
Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @Orgullo_Nervion: La maldición del brazalete se extiende al Sevilla Atlético https://t.co/bb5TupW2ZG vía @PabloPintinho @Orgullo_Nervion - 54 mins ago