El presidente del Betis, Manuel Domínguez Platas, posa para ABC. Foto: J.J. Úbeda
El presidente del Betis, Manuel Domínguez Platas, posa para ABC. Foto: J.J. Úbeda

Urge nueva cabeza visible en el Betis

La ilusión está bajo mínimos
Por  16:54 h.

La situación del Real Betis no es como la de cualquier otro club, no hace falta repetirlo por más que algunos se empeñen en pensar y decir lo contrario. Todo está judicializado. Todo depende de lo que diga un administrador judicial impuesto por una juez, palabras totalmente opuestas al día a día en el mundo del fútbol. Pero todo esto tampoco es motivo para que el bético pase vergüenza o se sienta hundido. Urge, por tanto, una nueva cabeza visible en el Betis. Manuel Domínguez Platas, contra el que no tengo nada y quien seguro que en lo suyo es más que válido, no está capacitado para seguir siendo el presidente del Betis. Y tiene que dejar de serlo no porque a unos les caiga mejor que a otros o viceversa, sino porque día a día está arrasando con la ínfima ilusión que le queda al aficionado bético. El descenso a Segunda es el peor que muchos recuerdan, pero es que las cosas no se están haciendo precisamente bien una vez materializada la debacle.

 

No están llegando fichajes, por más que el presidente anuncien que en breve estarán; no hay director deportivo, a pesar de que se haya acabado con este esperpento dándole poder a Alexis mientras pueda llegar Serra; y lo que es peor, no hay ilusión. Ninguna. El Betis, en esto sí acertó, presentó una campaña de abonos de lo más adecuada, con precios asequibles y medidas que eran demandadas por parte del aficionado desde hacía mucho tiempo. A pesar del batacazo del descenso, son muchos los que ya habían renovado y mucho más lo que tenían en mente hacerlo, pero es inadmisible que el propio club contraprograme la campaña de abonos con una rueda de prensa por parte de Domínguez Platas vendiendo todo lo contrario a la ilusión. Es cierto que no van a llegar a Heliópolis fichajes de campanillas, también que la LFP impone un tope de gasto y que éste no se puede sobrepasar. El presidente no ha mentido y -voy más allá para los que incluso se atreven a hablar y pensar en los del nefasto pasado- seguro que no ha cometido ninguna acción ni siquiera poco ética, pero la forma de vender el producto no es la correcta. El bético, que el día de la presentación de la campaña de abonos se puso una venda en los ojos, hizo borrón y cuenta nueva y volvió a pensar en apoyar al máximo para devolver a su equipo al lugar que le corresponde, hoy ha vuelto a tocar fondo hasta el punto de que el comentario que hay en la calle es “a ver si no vamos a bajar”. El fondo seguro que es bueno, las formas está claro que no. Hacen falta buenas noticias. Y a la voz de ya…

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Castro, claro antes de la reunión con AFA: “1,5 millones son 1,5 millones, no hay otra” https://t.co/WEJ0uDWaZJ#SevillaFC - 50 mins ago