Indy 500 Alonso, viaje relámpago de Barcelona a Indianápolis

El piloto se marchó del GP España directo a Estados Unidos, donde hoy participa en los entrenamientos de las 500 millas

Fernando Alonso y zak Brown, en el avión rumbo a Indiana
Fernando Alonso y zak Brown, en el avión rumbo a Indiana - @alo_oficial

Desde que el miércoles aterrizó en Barcelona y empezó su ronda de actos, sesiones y ruedas de prensa, Fernando Alonso tenía grabada una señal en el cuerpo. Este lunes debía estar presente en Indianápolis en torno a las nueve de la mañana (las tres de la tarde en España), ya que los primeros entrenamientos libres de las 500 millas empiezan a las doce del mediodía estadounidense (las seis de la tarde en horario español).

Alonso terminó decimosegundo, cumplió con el ritual de las declaraciones posteriores a la carrera, se duchó y con las mismas se fue directo al aeropuerto de Barcelona, donde cogió un avión vía Washington rumbo a Indianápolis.

Se bajó del Fórmula 1 con destino a los monoplazas de la Indy, las 500 millas en las que tomará parte el próximo 28 de mayo.

Así lo explicó el piloto: «Viajo toda la noche, descanso en el avión, aterrizo y me subo a otro coche, al del óvalo. Después tengo que hacer una semana de entrenamientos, ya que la crono es el próximo fin de semana (el sábado). Después tengo que hacer promoción por Nueva York y por otras ciudades de Estados Unidos, así que llegaremos al domingo 28 con las fuerzas justas».

De momento este lunes, y después de un viaje relámpago cruzando el Atlántico, el piloto asturiano se sube al McLaren-Honda-Andretti con el que ya probó hace unos días y con el que competirá en el desafío que más le ilusiona este año, las 500 millas de Indianápolis.

Toda la actualidad en portada

comentarios