Luis Rubiales
Luis Rubiales - JAIME GARCÍA

Elecciones en la RFEFLuis Rubiales: «Larrea y Tebas van de la mano para montar un monopolio»

Aboga por un cambio hacia un fútbol más democrático y acusa a Larrea de plegarse ante La Liga con tal suceder a Villar

Actualizado:

Pundonor era el apelativo que se ganó Luis Rubiales como futbolista desde 1991 a 2009. Pundonor puso como presidente de la AFE durante esta última década para defender especialmente al futbolista modesto. Dejó el sindicato de jugadores para presentarse a la presidencia de la Federación Española. Juan Luis Larrea es su rival. Los dos conocen la casa muy bien. Rubiales, como miembro de la Junta directiva durante una decena de años. Larrea, como tesorero a lo largo de treinta. Se juegan el cargo el 9 de abril ante ciento cuarenta votantes de la Asamblea del Fútbol Español.

¿Por qué debe ser usted presidente y no Juan Luis Larrea?

Sencillamente porque la mayoría del fútbol español ve necesario un modelo diferente al que Juan Luis Larrea representa, que después de 30 años está agotado. Han cambiado los tiempos y ahora se requiere una mayor transparencia y eficiencia que ponga al fútbol modesto y a las federaciones territoriales en primer plano. Ellos garantizan el futuro porque son las raíces de nuestro fútbol. Nuestro proyecto representa la modernización y mejora en la gestión de la FEF. El cambio ha de ser similar al que se ha visto en UEFA y FIFA.

¿Qué quiere hacer y qué desea cambiar en la Federación Española?

Estableceremos criterios de buen gobierno basados en la profesionalidad y en la transparencia. Habrá un ente de supervisión y fiscalización para que la Federación sea un ejemplo en gestión. Esto debe hacerse en equipo, evitando jerarquías y presidencialismos que ahoguen iniciativas positivas para nuestro fútbol. Por eso la estructura será más transversal para obtener más ingresos que nutran a las bases. La RFEF debe liderar y por tanto aumentar la inversión en políticas que vayan en beneficio de la integridad, la mujer, el fútbol sala, el fútbol playa y un potente paquete de medidas que permitan posicionarnos como líderes en formación, marketing e internacionalización. Los modelos de competiciones también estarán sobre la mesa. Todos los estamentos participarán en el diseño del futuro.

¿Siente que la candidatura de Larrea se ha creado, o prefabricado, como oposición directa a usted?

Está claro que el señor Larrea y el señor Javier Tebas van de la mano ¡Quién lo diría! No es que vayan en contra de mí, sino que van en contra de lo que yo represento. Ellos defienden un cúmulo de intereses mientras que nuestra idea va mucho más allá porque defenderá una Federación fuerte y un fútbol equilibrado. Ellos son conscientes de que hay un movimiento de cambio imparable en el fútbol y por ello tratan de entorpecerlo a su manera: buscando avales, utilizando métodos impropios de esta época, impidiendo que algún asambleísta acuda a votar al programar partidos el día de la votación o rechazando el voto electrónico. Mi equipo y yo, en cambio, trabajamos por unas elecciones con voto secreto y máxima asistencia. Creo que con eso está todo dicho.

¿Por qué Tebas y usted nunca han congeniado? El presidente de la Liga le consideró el sucesor directo de Villar, oficialista. ¿Qué le contesta?

El pasado es pasado. A partir del 9 de abril sólo cuenta el futuro del fútbol español. Se impondrá el diálogo y el respeto. Sólo así encontraremos el mejor camino para todos.

Dígame: ¿Nadie se dio cuenta en la Federación durante 29 años de los asuntos que se investigan en la operación Soule y en el caso Haití?

Mire, nunca he estado en la gestión diaria y desconozco por completo estos posibles hechos. Como abogado, respecto a la operación Soule le digo que creo en la presunción de inocencia. ¿Y el caso Haití, me añade? Mire, la verdad, pienso que toda esta pregunta debe hacérsela usted al otro candidato, que lleva ahí dentro como tesorero desde hace 30 años. Larrea conocerá mejor que nadie estos temas. Es memoria viva de estas tres décadas. Yo quiero abrir una nueva época.

Se rechazó el voto electrónico. ¿Le preocupa que el 9 de abril los asambleístas no voten con total garantía?

Nosotros hemos defendido desde el inicio que el 9 de abril tiene que ser un ejemplo de ejercicio democrático, con dos objetivos: máxima participación y voto secreto. Otros no pueden decir lo mismo. Con voto electrónico o sin él ganaremos y habrá cambio en la Federación. Nuestro fútbol se lo merece.

El 9 de abril los asambleístas podrán escoger entre dos modelos ¿En qué se diferencian?

El que representan el señor Larrea y el señor Tebas no tiene más intención que dar el primer paso para llegar al monopolio. Larrea se ha plegado a estas exigencias para ser candidato y no le importa que la Federación pierda su papel preponderante y moderador. Por otro lado está el nuestro. Creemos en el equilibrio de poderes y en que la Federación debe ser el ente matriz de nuestro fútbol. Tenemos una Liga espectacular y ayudaré en lo posible a que prospere aún más. Sin embargo, cada institución tiene que tener su papel. La Federación debe coordinar al resto y buscar la excelencia en todo nuestro fútbol, no sólo en profesional, sino también en el femenino, en el de base y en el más humilde.

¿Serán unas elecciones ajustadas, que se decidirán por pocos votos?

Cada día se va decantando más a nuestro favor sumando nuevos asambleístas que creen en nuestro proyecto. Siempre he manifestado que ganaré con claridad. Quedan unos pocos días. Tengamos paciencia y veremos quién tiene la razón. Estoy seguro porque conozco bien el fútbol español.

Aunque Luis Rubiales no contempla perder, ¿qué haría si sucediera?

Es que no lo contemplo como dice usted. Vamos a ganar y a potenciar nuestro fútbol al máximo. De todos modos su pregunta tiene fácil respuesta. Últimamente todos los que pierden elecciones federativas cumplen un perfil idóneo para trabajar en la Liga. Comprenderá usted que ese no es mi caso.

¿El VAR es imprescindible?

Lo que es imprescindible es avanzar al ritmo de la tecnología. Tienen que estudiarlo los que más saben de esto, o sea, los árbitros. Pero lo más importante es crear una concienciación general para ayudarles. Futbolistas, aficiones, clubes, periodistas, entrenadores... Todos, hemos de hacerles su trabajo más fácil y entender que si el fútbol es imperfecto, los árbitros también lo son, aunque el nivel, tengo que decir, es muy bueno.

¿Hay que llevarse bien con Lete y con el CSD? Porque usted estuvo en la junta directiva de la Federación y vio que Villar se enfrentó siempre al CSD, es decir, al Estado.

Lo ideal es que todos nos llevemos bien y la primera regla es respetar las competencias de cada uno. Si partimos de ahí todo será más fácil. Tengo la voluntad de invitar al CSD cada vez que se hable de dinero público en los órganos federativos. Participarán y les escucharemos antes de decidir.

¿Hay que llevarse igualmente bien con la Liga o su relación con Tebas es muy difícil, casi imposible?

La Federación y la Liga llegarán a buenos entendimientos si todos ponemos de nuestra parte. Desde la FEF crearemos la mesa del fútbol español donde todos estarán representados e invitaremos al COE y al CSD.

¿Lopetegui seguirá con usted?

Por supuesto. No sólo él sino todo el equipo técnico y también Fernando Hierro. El papel de Julen a día de hoy es incuestionable. Es el mejor para dirigir nuestra selección y continuará al frente junto a todo su equipo.

¿Qué hará España en el Mundial?

Tenemos una magnífica plantilla y un vestuario unido. España va a darlo todo. Tengo confianza total en nuestros futbolistas. Ganar un Mundial es muy difícil, pero aseguro que estaremos orgullosos de ellos.

¿Fichará a alguna persona?

Los trabajadores de la Federación tienen que estar tranquilos. Buscaremos juntos la excelencia y tendrán cabida a mi lado todos los que quieran trabajar para construir el futuro.