Agustí Benedito recogiendo firmas antes de la disputa del partido ante el Español
Agustí Benedito recogiendo firmas antes de la disputa del partido ante el Español - EFE
Barcelona-Español

Los goles de Messi calman los ánimos del socio culé

Este sábado fue el primer día de recogida de firmas para la moción de censura impulsada por Benedito

BarcelonaActualizado:

Se preveía un ambiente de crispación en el Camp Nou y un conato de juicio popular a Josep Maria Bartomeu que Leo Messi se encargó de enfriar con sus goles. Tan solo unos leves gritos de a los diez minutos de la segunda parte en los que se pidió la dimisión de Bartomeu. «Nobita dimisión», en alusión al parecido del presidente con el personaje de dibujos animados Doramon, fue el ligero cántico que duró escasos segundos. Cántico que se repitó tras la finalización brevemente. Eso sí, tras el choque se registraron colas en los puestos colocados para recoger firmas de apoyo a la moción de censura.

La sensación entre la afición es de malestar por una serie de sucesos que se han encadenado este verano, como la política de fichajes, la imposibilidad para retener a Neymar y fichar las primeras opciones marcadas por la dirección deportiva (Verratti, Bellerín, Coutinho y Di Maria), la tardanza en que Messi rubrique su renovación o la diferencia de discurso entre el presidente y Andrés Iniesta respecto al acuerdo para que el manchego prolongue su vinculación. Este trasfondo ha sido aprovechado por Agustí Benedito, promotor de una moción de censura contra Bartomeu y su junta directiva.

El que fuera candidato a la presidencia azulgrana en las últimas dos elecciones colocó cuatro carpas para recoger firmas aprovechando la disputa del partido entre el Barcelona y el Español. Conforme se acercaba la hora del duelo, el ritmo de recogida se incrementó y en algunos momentos pudieron verse colas de socios dispuestos a dar su firma para provocar un cambio de presidente, sobre todo al término del encuentro. No será una tarea fácil, pues Benedito necesita 16.570 apoyos válidos para que la moción pueda celebrarse. Aunque el propio Benedito aseguró este pasado viernes que había recaudado 15.000 firmas previas en las redes sociales, debe conseguir que ahora el socio las confirme aportando la documentación necesaria. El martes tendrá una segunda oportunidad para recoger firmas, en el partido ante el Juventus, en la que se prevé una gran asistencia. Uno de los que anunció públicamente su apoyo a la moción de censura fue Joan Laporta. El expresidente lo anunció en las redes sociales: «Como socio 15.142 acabo de entregar la firma para el #VotdeCensura2017 . El Club es de los soci@s. Visca el #Barça».

No obstante, esas intenciones en los momentos previos al partido no se reflejaron durante el mismo y no hubo gritos ni quejas hacia el palco cuando Josep Maria Bartomeu salió para tomar asiento. Buena parte del mérito lo tiene el buen juego del equipo, que enganchó desde el primer minuto a los asistentes. Leo Messi, con sus dos goles en la primera parte, el primero de ellos en fuera de juego, contagiaron al socio azulgrana, que al mediodía había visto un nuevo pinchazo del Madrid ante el Levante (1-1) en el Bernabéu. al término de encuentro, el Barcelona aventajará en cuatro puntos al equipo blanco.

Apoyo al independentismo

Por otro lado, hay que destacar que el Camp Nou se manifestó ayer sobre la situación política que se está viviendo en Cataluña sobre el referéndum del próximo 1 de octubre. Antes del inicio del partido, coincidiendo con el canto del himno y la salida de los jugadores,, se desplegó una pancarta en la grada en la que se podía leer «Tu sí nos hace ganar», en clara referencia al proceso independentista. Como suele ser habitual en cada encuentro, también ha habido cánticos a favor de la separación, en el minuto 17, y gritos de «votaremos, votaremos». Hay que recordar que el Barcelona se había sumado el pasado mes de mayo a una campaña a favor del referéndum, mientras que el Español se mantuvo al margen.