Inglaterra

Rocambolesca expulsión por un malentendido del árbitro

Sánchez Watt, jugador del Hemel Hempstead de la sexta división inglesa, vio la roja por un supuesto «vacile» que no fue tal

Actualizado:

En el fútbol, al hablar de árbitros y de su labor en un partido, se suele hablar de si han visto o no una jugada, pero también es muy importante tener un buen oído.Puede dar fe de ello el colegiado Deam Hulme, que oprotagonizó una rocambolesca expulsión a causa de un malentendido.

Sucedió en la National League South, la sexta división del fútbol inglés, cuando el árbitro mostró una tarjeta amarilla al futbolista del Hemel Hempstead Sánchez Watt por desplazar el balón. Tras la amonestación el colegiado preguntó al futbolista por su nombre y, después de que éste se lo diese hasta en tres ocasiones, le mandó al vestuario con la segunda amarilla.

El motivo fue la homofonía entre el apellido del jugador (Watt) y la pregunta «¿qué?», en inglés 'what'. El árbitro consideró que el futbolista le estaba vacilando y no dudó, tras tres respuestas, en mandarlo a las duchas.

El incidente se hizo viral después de que el propio jugador, criado en las categorías inferiores del Arsenal, rebotase el comentario de un periodista presente en el encuentro comentando los hechos.

Advertido de su error por el capitán del equipo de Watt, el árbitro acabó reconsiderando su decisión y permitió al delantero concluir el partido sobre el césped.

Al final el Hemel Hempstead se impuso al East Thurrock por 2-0, con uno de los goles marcado por el protagonista de esta grotesca historia.