La foto de los campeones con el trofeo de la Supercopa
La foto de los campeones con el trofeo de la Supercopa - FCB

Supercopa de CataluñaEl Barcelona no se toma en serio la Supercopa de Cataluña

El conjunto azulgrana incumple las normas de la organización y convoca a doce canteranos, siendo nueve el máximo permitido

Actualizado:

Este miércoles, Barcelona y Español se han enfrentado en la tercera edición de la Supercopa de Cataluña, con victoria sobre el Español en los penaltis tras el 0-0 del tiempo reglamentario. El Barcelona no falló desde los once metros mientras que el Español erró dos lanzamientos.

Esta competición surgió en 2012 de la mano de la Federación Catalana de Fútbol con el objetivo de impulsar el fútbol de la región, a la vez que se liberaba a ambos clubes de las eliminatorias (semifinales y final) de su antecesora, la Copa de Cataluña. Así pues, actualmente, este torneo lo disputan los dos mejores equipos catalanes de Primera división, mientras que la Copa de Cataluña la juegan los equipos catalanes de Segunda para abajo.

Sin embargo, pese a que la Federación Catalana de Fútbol ha utilizado el derbi como reclamo, la realidad es que el Barcelona no ha apoyado el torneo tanto como quisieran desde la organización. El primer año en el que se iba a disputar, el Barcelona comunicó que no participaría con el primer equipo, lo que terminó suponiendo a la postre la suspensión del encuentro. Hasta el 2014 no se pudo jugar el primer partido de la Supercopa de Cataluña, imponiéndose el Barcelona al Espanyol en aquella edición. En la segunda edición, en 2016, fue el Español el campeón.

Con el objetivo de salvaguardar el interés en la competición, la organización estableció un máximo de nueve canteranos convocables para el partido. No obstante, el Barcelona ha incumplido esta norma en dos de las tres ocasiones. En la segunda edición, en 2016, Luis Enrique se presentó en el Nou Estadi de Tarragona con seis futbolistas del primer equipo y trece del filial culé. Este año, Ernesto Valverde se ha llevado a ocho de la primera plantilla y hasta doce jugadores del Barcelona B. En ambas ediciones, con Quique Sánchez Flores, el Español sí cumplió con este requerimiento de la organización.

Otro dato controvertido es el que tiene que ver con los participantes de la final. Si bien el reglamento establece que la deberían jugar los dos mejores equipos de Cataluña, la posibilidad de que el Gerona quede mejor situado que el Español genera ciertas dudas sobre quién sería el rival del Barcelona. El director general del Gerona, Ignasi Mas-Bagà, aseguró al respecto que «el reglamento de la Supercopa de Cataluña dice que tienen que jugar los dos equipos que queden más alto en la tabla de Primera al acabar la Liga». Por otra parte, Andreu Subies, presidente de la Federación Catalana de Fútbol, manifestó que la competición «la seguirán jugando el Barcelona y el Español ya que el reglamento dice que la juegan los dos equipos más antiguos».