Dani Güiza, jugador del Atlético Sanluqueño
Dani Güiza, jugador del Atlético Sanluqueño
Tercera división

El último gran reto de Dani Güiza

El delantero disfruta de una vida feliz en un modesto club al que desea subir de categoría en los playoff de ascenso

Actualizado:

Dani Güiza, a sus 37 años, sigue disfrutando del fútbol, aunque ahora alejado de los cámaras y del revuelto mediático que le rodeaba no hace tanto tiempo. El delantero, artífice en 2016 del gol del ascenso que devolvió al Cádiz a Segunda división, abandonaba la entidad amarilla a finales del pasado curso y aceptaba jugar esta temporada en Tercera división con el Atlético Sanluqueño, con el que el próximo sábado comenzará otro gran reto en su carrera: subir de categoría a su actual club en los playoff de ascenso. Los andaluces no lo tendrán fácil porque en la primera eliminatoria se medirán al Mensajero, un rival que, cuenta con una de las tribunas más espectaculares del fútbol modesto: la Cueva de Pepe.

Atrás han quedado esos años en los que Dani Güiza era tan mediático en los terrenos de juego como en los platos de televisión debido a sus compañías femeninas. Campeón de Europa con la selección española, y Pichichi en Primera con el Mallorca, aquella etapa «negra»» le privó del Mundial de Sudáfrica. Ahora, todo es distinto. En Sanlúcar está volcado totalmente en su familia y en intentar devolver a Segunda división B a un club modesto que el pasado curso perdió la categoría. Pero también tiene ratos libres para disfrutar de una de sus grandes pasiones, la pesca. En alguna ocasión se le ha visto compartiendo barca en el mar acompañado de otro futbolista de la tierra y amigo suyo desde hace años, Nolito, el gol callejero de España.

Güiza mantiene su excelente toque y la exquisita calidad que siempre le acompañó como profesional, pero en el Atlético Sanluqueño el nombre y su pasado no le han servido para lucir el cartel de indiscutible. Ha disputado 25 partidos de Liga en el Grupo X de Tercera división, en el que su equipo ha acabado cuarto, aunque solo en 15 de ellos apareció en la foto inicial. En el físico del delantero se detecta el paso de los años porque solo disputó todos los minutos en nueve de ellos. Su pólvora tampoco es la misma que asustaba a los defensas rivales cuando se proclamó Pichichi de Primera con el Mallorca en la temporada 2007-08 (27 tantos). A lo largo del campeonato, ha marcado cinco tantos, dos de penalti. La ilusión, sin embargo, sigue intacta y el gran deseo del jerezano es poder ascender al conjunto verdiblanco a la categoría de bronce. Este sábado, afrontará la primera eliminatoria del playoff de ascenso ante el Mensajero (19.00 horas), conjunto canario de la isla de La Palma que tiene un estadio con unas vistas extraordinarias. [Los estadios con las mejores vistas]

Nacido en Jerez de la Frontera (17 de agosto de 1980), Dani Güiza, un jugador que llegó a ser repudiado por su propia afición cuando llegó al Cádiz, es ahora feliz disfrutando del fútbol en Sanlúcar, donde se ha convertido en una referencia para una plantilla de jóvenes jugadores que pueden disfrutar de la magia que aún conserva en sus botas. Su gran deseo es ahora ayudar a sus compañeros a dar el ansiado salto a la división de bronce.